06 de octubre de 2016
06.10.2016

Las Reinas de la Cruz Roja

Doña Sofía y doña Letizia presidieron el Día de la Banderita en Madrid, a cuyas mesas acudieron deportistas, moteros y colectivos profesionales

06.10.2016 | 03:53

La Reina Sofía apoyó ayer la actividad de Cruz Roja con ocasión del Día de la Banderita desde la Puerta del Sol, donde su presencia ha preservado la tradición por la que un miembro de la Familia Real preside todos los años la mesa de cuestación ubicada en la más céntrica y concurrida plaza de Madrid.

Centenares de ciudadanos desfilaron ante la mesa instalada junto a la fachada de la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, para entregar sus aportaciones solidarias a Cruz Roja y saludar a doña Sofía, quien tras la abdicación del Rey Juan Carlos cedió a la Reina Letizia la presidencia de la mesa de la plaza de las Cortes y sustituyó en Sol a la Infanta Elena.

Este año, no obstante, doña Letizia -que relevó a doña Sofía como presidenta de honor de Cruz Roja Española- cambió el escenario del Congreso de los Diputados por la propia sede de la organización, donde presidió la cuestación durante cuarenta y cinco minutos.

Como en años anteriores, algunos de los donantes habituales acudieron a entregar sus aportaciones tanto en la mesa presidida por la Reina Letizia como en la que protagonizaba doña Sofía, entre ellos el Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz, y un grupo de moteros con indumentarias acordes a sus rugientes Harley-Davidson. Tras imponerles la Reina los correspondientes distintivos de Cruz Roja, los moteros posaron para una foto junto a Letizia. La presidenta del Gobierno regional madrileño, Cristina Cifuentes, acompañó durante una hora en la mesa a dona Sofía. También quisieron llevarse imágenes de recuerdo muchos de los que se acercaban a depositar su donativo.

Profesores y alumnos de colegios de la región, jugadores del club de baloncesto Estudiantes, miembros de una asociación de humoristas, representantes del Colegio de Farmacéuticos y voluntarios del Metro aguardaban, asimismo, su turno para ayudar a Cruz Roja y saludar a doña Sofía, al igual que varios integrantes de la comunidad china en Madrid, que la han obsequiado con una gran caligrafía.

El vicepresidente de Cruz Roja Española, Javier Gimeno, y el máximo responsable en Madrid, Carlos Payá, permanecieron junto a la Reina Sofía durante la hora y media en que presidió esta mesa, fotografiada a distancia por numerosos madrileños y turistas y despedida con aplausos y vítores mientras ella saludaba uno a uno a quienes todavía esperaban para hacer entrega de su aportación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine