17 de agosto de 2017
17.08.2017

Lydia Bosch, a la playa y de festival en Salinas con su hija y su "yerno" asturiano

La actriz disfrutó del Cantábrico junto a su primogénita, Andrea Molina, que corteja con Juan Fernández, miembro del exitoso grupo local "Marlon"

17.08.2017 | 03:22

Quizás sin quererlo Andrea Molina, Andy le llaman sus amigos, se ha convertido en los últimos tiempos en una de las mejores embajadoras de Asturias en las redes, con permiso de la omnipresente Paula Echevarría, la "sonrisa profidén" Lara Álvarez, el televisivo Pelayo Díaz o la incuestionable "princesa del pueblo", Belén Esteban, ésta la última en subirse al carro de los que cantan las bondades de la tierra y presumen de sus rincones vía Instagram.

Andrea Molina es quizás la menos conocida de este grupo, pero no por ello la menos activa en la "Asturias 2.0". Basta echar un vistazo a su cuenta en la red social para darse cuenta, pues está llena de imágenes del Principado (Salinas, Llanes, Cangas de Onís, Luanco?) junto a entusiastas piropos de cada rincón. Todo desde que corteja con Juan Fernández, guitarrista de la banda asturiana "Marlon", impulsada por su famoso paisano Juan Luis Suárez, batería de "El Sueño de Morfeo" y alma de la marca Ewan (ropa, surf, hostelería...) con base en Salinas.

La joven veinteañera también ha conseguido atraer hasta el Principado a su madre, la famosa Lydia Bosch, que el pasado fin de semana se dejó caer por la localidad castrillonense para acompañar a su hija. Se ve que la popular actriz optó por acompañar a su primogénita (fruto de su relación con Miky Molina) al fin de semana festivo y musical que se organizó en el pinar del Agüil, el festival "Songs for an Ewan Day" y que, si no éste, en años anteriores tuvo a "Marlon" como parte del cartel.

La tarde del sábado madre e hija compartieron un largo paseo a orillas del mar por las playas de San Juan y Salinas. Bosch, con biquini granate, gafas de sol y pelo suelto, pasó desapercibida para la gran mayoría, al igual que su hija. Ambas han dado sobradas muestras de llevarse a las mil maravillas. La actriz no duda en mostrar en las redes su "orgullo de madre" por los trabajos de modelo que le van surgiendo a Andrea, como el reciente reportaje en "Vanity Fair" junto a Rocío Crusset y la asturiana de Gijón Lucía Romero.

El sábado, las dos se dieron una buena caminata por la arena mientras conversaban relajadas antes de disfrutar de la noche por Salinas, un hervidero de gente y con gran ambiente en verano.

A quien no se ha visto por la zona, a diferencia de otras veces, es a Ana Fernández, amiga de Andrea Molina y novia de Adrián Roma, también componente de "Marlon. Tal y como ella ha contado, empezó el puente festivo de agosto en la otra punta de España: en Mijas con su familia. El surf y la música unen a todo el grupo, al que no es difícil ver por la siempre animada y acogedora terraza del Ewan, el bar en primera línea de playa de Salinas y en el que de vez en cuando (muy de vez en cuando) aparece Raquel del Rosario. Por allí se ha dejado caer la cantante de "El Sueño de Morfeo" acompañada de su primer retoño y su pareja, el productor Pedro Castro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine