14 de abril de 2018
14.04.2018

Una comedia romántica abre el Festival de Málaga

14.04.2018 | 02:10

La Academia Sueca ha cerrado su semana trágica con la salida de la secretaria permanente, Sara Danius, y su miembro más discutido, Katarina Frostenson, pero rencillas internas, dudas reglamentarias y el escándalo sexual causante de la crisis acechan sobre la institución que otorga el Nobel de Literatura.

Las renuncias querían contentar a los dos bandos enfrentados tras la presentación de un informe sobre la institución y su relación con el dramaturgo francés Jean-Claude Arnault, esposo de Frostenson y director del club literario "Forum", a quien dieciocho mujeres acusaron de abusos sexuales en noviembre en el diario "Dagens Nyheter". La solución que se ha alcanzado es un compromiso entre las partes para asegurar la "supervivencia" de la Academia, según declaró al término de una reunión maratoniana su director, Anders Olsson, que ejerce ahora además como secretario provisional.

El acuerdo tampoco parece haber cerrado las heridas tras una lucha por el poder "que supera a un drama de Shakespeare", como titula en portada Dagens Nyheter, en la línea de los principales medios suecos, que hablan de "historia trágica" de una institución que se hunde y cuya crisis parece haberse profundizado.

"Fue una componenda: dos mujeres fueron sacrificadas, una contra la otra. Es una lacra que no se puede lavar. ¡Y toda esta miseria por un acosador sexual!", afirmó el académico Per Wästberg. Elegida en 2013, Danius se convirtió dos años después en la primera mujer secretaria de la Academia Sueca, un hecho que no ha pasado desapercibido en un país muy sensibilizado con la campaña de denuncias de abusos #MeToo (Yo también), en cuyo contexto surgieron las acusaciones contra Arnault.

"Las leyes de la termodinámica", cuarto largometraje del guionista y director canario Mateo Gil, abrió el 21.º Festival de Cine en Español de Málaga, que elige una comedia romántica "bastante clásica" con la que Gil juega a provocar a un espectador "perfectamente preparado" para aceptar el reto. "Me gustan las películas contadas en desorden porque poder jugar con el tiempo es fundamental en el cine, creo que puede surgir mucha emoción en la elección de los tiempos y del montaje y defiendo la voz en off, porque es un recurso exclusivamente cinematográfico", explicó el director.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine