Bodas, bautizos y comuniones: cómo elegir nuestro "look"

Reglas de oro que toda buena invitada debería conocer así como propuestas y tendencias que vienen pisando fuerte este 2015

25.04.2015 | 04:17

Se avecinan los quebraderos de cabeza, o lo que es lo mismo, comienza la famosa época conocida como "BBC". Bodas, Bautizos y Comuniones, esos tres eventos de los que, como mínimo, siempre nos surge uno al año. Para aquellas que no nos escapamos de asistir a varios de estos actos, y peor todavía, para las que se nos amontonan las celebraciones en el mismo mes, nos surgen las mismas preguntas: ¿Qué me pongo? ¿Repito el mismo conjunto? ¿Si es de noche qué protocolo hay que seguir? ¿Se sigue llevando aún este tipo de prenda?

Pues bien, os dejo las reglas de oro que toda buena invitada debería conocer así como propuestas y tendencias que vienen pisando fuerte este 2015 para las bodas, bautizos y comuniones.

Lo esencial, y lo que determinará la elección del vestido, es saber si el evento es de día o de noche, ya que dependiendo del momento en el que se realice la celebración se barajarán dos opciones: el largo del vestido y los tocados.

De día es aconsejable optar por vestidos cortos, es decir, que lleguen aproximadamente hasta las rodillas. También los tocados y las pamelas son bien recibidos para un evento de día, sin embargo, para la noche debe evitarse este tipo de complementos y optar por detalles más sencillos en el peinado, como diademas, que siempre aportarán un toque elegante y muy chic.

En cuanto al largo del vestido se aconseja en los eventos que comienzan por la tarde y se alargan hasta la noche optar por vestidos largos y de corte clásico, además de dejar de lado estampados llamativos y decantarse por tonos lisos.

Para las que buscan salir de lo convencional y quieren arriesgar en alguno de estos eventos ¡estáis de suerte! El encaje, la espalda al aire, los cortes asimétricos, los detalles de pedrería o el mono holgado con pata de elefante son algunas de las nuevas tendencias que están triunfando en este nuevo año. Eso sí, no hay que olvidar que siempre hay establecido unos límites y, que a veces, "menos es más".


Azul y rojo, los protagonistas

Los colores protagonistas de este año son el azul, el rojo y, sobretodo, los tonos pasteles y el aguamarina, una apuesta segura para una invitada perfecta. Nada representa más a la primavera que el color nude, el rosa empolvado, el beige o el lavanda acompañado de detalles florales y de complementos dorados, perfectos para el día y para las que cuentan con una piel bronceada. Por el contrario, la gama de tonalidades oscuras y los detalles metalizados que le añadas a tu 'outfit' te harán brillar para los eventos de noche.


Cómo aprovechar un mismo 'outfit': complementos

A veces hay que socorrer a una misma prenda para dos eventos distintos, sin embargo, no tiene por qué ser un incoveniente ya que los complementos son los que realmente dominan cualquier look y, si sabemos combinarlos a la perfección, tendremos mil alternativas usando una única pieza. Escoge un vestido o mono de un color liso como la gama de pasteles para poder añadirle clutchs y tacones de otro tono complementario. Los boleros y las toreras también son determinantes a la hora de modificar el conjunto y crear un 'outfit' totalmente nuevo.

Las posibilidades de construir un conjunto son infinitas, se trata de buscar tu lado más creativo, y una vez que lo encuentres, no habrá evento que se te resista

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine