16 de diciembre de 2016
16.12.2016
Cuidados

¿Qué le puede pasar a tu pelo con el cambio de estación?

El estrés, las dietas poco saludables o ciertos medicamentos pueden causar la caída del cabello

17.12.2016 | 08:31
¿Qué le puede pasar a tu pelo con el cambio de estación?

El otoño es sinónimo de cambio. Guardamos la ropa de verano y comenzamos de nuevo con las actividades cotidianas. En definitiva, volvemos a la rutina del estrés y nuestro pelo lo nota. Hay que tener en cuenta que una caída de entre 50 y 100 cabellos diarios es algo normal. A partir de aquí, un exceso de caída o cambios de textura deberían alertarnos.

Muchos son los que sienten en estos meses como la densidad de su cabello comienza a decaer. La doctora Ariadna Ortiz Brugués, dermatóloga y directora médica Pierre Fabre Dermocosmética, explica la causa de una mayor caída del pelo con el cambio de estación. "El calor y el frío pueden alterar el cuero cabelludo y el cabello", además "en verano, debido a las radiaciones solares, el agua de mar y la falta de cuidados específicos que solemos tener con nuestro pelo en esta época del año, el cabello se debilita", y en consecuencia puede producir la caída.

Si comenzamos a notar síntomas de caída capilar, se recomienda utilizar champús anticaída con vitaminas y minerales para fortalecerlo. Se deben usar champús no agresivos con el cuero cabelludo.

Utiliza champús con vitaminas para fortalecer el cabello. GettyImages

También es aconsejable realizar un cambio en la alimentación para aportar al organismo los nutrientes necesarios para el crecimiento de cabello. En Innéov, líderes en nutricosmética y cuidado capilar, te dan unos consejos prácticos para cuidar tu cabello desde dentro.

¿Qué cinco imprescindibles debes incluir en tu dieta para tener el mejor aspecto?

  1. Los Omega 3 son uno de los activos más importantes y su consumo habitual es beneficioso para mantener un cabello sano. El pescado azul, y en especial el atún, el salmón, el rodaballo y las sardinas tienen un alto contenido en Omega 3.

  2. La Vitamina C del kiwi, el brócoli, la papaya y la grosella, es beneficiosa para aumentar la microcirculación capilar, favoreciendo la oxigenación del cabello para que reciba mayor cantidad de nutrientes.

  3. Tampoco debes olvidar en tu dieta la Vitamina D3 que encontramos en alimentos como los huevos, el salmón y la leche de soja que ayuda a prolongar el ciclo capilar.

  4. El Zinc es uno de los mayores aliados en el crecimiento del cabello y las uñas. El chocolate, las espinacas, la carne de cordero o el germen de trigo son ricos en este mineral.

  5. Los productos del mar como los mejillones, los mariscos y las algas contienen Taurina, un aminoácido conocido por su poder antifibrótico que previene el estrechamiento del folículo capilar para que crezca más fuerte, manteniéndolo en las condiciones óptimas.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine