12 de mayo de 2017
12.05.2017

Cinco activos que no pueden faltar en tu crema facial

Secas, normales, grasas... aunque no todas las pieles son iguales si que necesitan algunos ingredientes esenciales

14.05.2017 | 19:36

Que no todas las pieles son iguales es algo bien sabido. Unas son más grasas otras necesitan más hidratación y en otras simplemente se deja notar más el paso del tiempo. Porque el cuidado de la piel pasa, además de por la limpieza diaria, por prevenir y tratar los signos de la edad a través de los principios activos de las cremas faciales. Estas sustancias, naturales o sintéticas, son responsables del efecto de los cosméticos: una crema hidratante, antiedad, nutritiva, contra el acné, etcétera.

Ya tengas acné, la piel seca o algunas arrugas, estos son sólo cinco de los principios activos que no pueden faltar en tu crema.

  • El ácido hialurónico. Este componente se encuentra de forma natural en nuestra piel. El ácido hialurónico es una macromolécula que se caracteriza por su capacidad de retener el agua, ayudando a la hidratación y manteniendo el volumen y el relleno de la piel. Es por esa razón que el ácido hialurónico supuso toda una revolución en la cosmética, contribuyendo a crear cremas faciales hidratantes, antiarrugas, retensoras y protectores solares.
  • Retinol. El retinol es un derivado de la vitamina A que estimula la producción natural de colágeno, combate las arrugas, elimina las manchas y afina los poros. Este componente pertenece a la familia de los retinoides, los cuales se pueden encontrar en farmacias en forma de ácido retinoico o en cosméticos. El retinol de las cremas faciales es menos efectivo que el del ácido retinoico (Vitamina A pura), pero no irrita la piel.
Getty Images
  • Ácido Salicílico. Si tienes la piel grasa el ácido salicílico es tu mejor aliado. Esta sustancia tiene la propiedad de eliminar las células muertas y la capa superficial de la epidermis, convirtiéndose en un principio indispensable en las cremas contra el acné o incluso contra las manchas solares que necesiten ser renovadas.
  • Moléculas contra el fotoenvejecimiento. El paso del tiempo y los rayos UVA provocan el fotoenvejecimiento de la piel, haciendo que aparezcan pequeñas manchas oscuras en la epidermis, arrugas y pérdida de firmeza a nivel de la dermis. Razón de más para hacerte con una crema con principios contra este envejecimiento como la tretinoína, los antioxidantes o los alfa hidroxiácidos.
  • Vitamina C. Es un poderoso antioxidante, capaz de proteger las células, mejorar la textura y aportar luminosidad a la piel. También ayuda a prevenir la aparición de manchas, ya que inhibe la formación de melanina. Esta sustancia incrementa sus beneficios mezclada con otros antioxidantes, como la vitamina E. Como se oxida fácilmente, es recomendable optar por pequeños envases y que limiten su contacto con el aire, como por ejemplo los sérums.

¿Cómo elegir la mejor crema facial?

¿Todavía sigues sin saber cuál es la crea? La gurú española de los tutoriales de belleza, Selene, te enseña qué crema facial te beneficia más según el tipo de piel que tengas, seca, normal, mixta o grasa. ¡No te lo pierdas!



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Enlaces recomendados: Premios Cine