Alimentación

¿Qué son los "alérgenos ocultos"?

Este tipo de alimentos pueden estar en la salsa de pesto, especias, extractos de caldos o en los alimentos con soja

13.01.2016 | 09:16
Los alérgicos a la lactosa pueden sustituirla por la desoja

Las personas que padecen alergias o intolerancias alimenticias sufren reacciones adversas, más o menos graves, causadas al comer alimentos o componentes que no toleran. Deben tener cuidado al elegir su comida, y por supuesto no incluirlos en su dieta.

Esto no es una tarea sencilla, ya que, en ocasiones, es el propio alimento en sí el que afecta a la persona, pero en otras es un componente alimenticio de otro, como el gluten, o alimentos que se incluyen en otro y que el alérgico no sabe.

La Asociación para la promoción del Consumo de Frutas y Hortalizas '5 al día', ha advertido sobre este problema y ha ofrecido una serie de consejos saludables para facilitar la vida de los alérgicos a algún alimento o componente alimenticio.

Si la comida se realiza fuera de casa, los alérgicos deben tomar más precauciones. Desde diciembre de 2014 es obligatorio informar sobre la presencia de alérgenos tanto en alimentos envasados como en los servicios en restaurantes o comedores colectivos. Aún así, a veces se incluyen alimentos que provocan alergia en otros, los llamados 'alérgenos ocultos'. Ante la duda de si el alimento contiene o no el alérgeno, lo mejor es no consumirlo.

Siempre debe pensarse en estos 'alérgenos ocultos' que, según informa '5 al día', pueden encontrarse en:.

- Salsa pesto que incluya cacahuetes y/o frutos secos.

- Aliños a base de aceites crudos de nueces, soja y sésamo.

- Otras salsas, especias o extractos de caldo que pueden contener leche o gluten.

- Algunos platos que se espesan con almendras o harinas con gluten.

- Panes o postres que contienen semillas de sésamo.

- Alimentos procesados que incluyan soja.

Los alimentos alérgenos de declaración obligatoria que se deben encontrar en las cartas de restaurantes y comedores son los cereales con gluten, crustáceos, huevos, pescado, cacahuetes, soja, leche, frutos secos, apio, mostaza, granos de sésamo, sulfitos-aditivo alimentario, altramuces, moluscos y todos los derivados de los citados.

Si el afectado, en cambio, come en casa, puede seguir una serie de consejos como cocinar previamente la receta sin alérgenos para evitar la contaminación con otros platos servidos en la misma comida. Se debe extremar también la limpieza de utensilios, manos y superficies que hayan podido tener contacto con algún alimento excluido; y no utilizar aceites donde se cocinen los alimentos que causan el daño. Siempre que sea posible, se deben mantener los alimentos en su envase o embalaje original, para poder consultar el etiquetado y evitar la intoxicación.

Alternativas dietéticas

Los alérgicos a la leche, el gluten o el huevo lo tienen más difícil, ya que estos alimentos se utilizan para realizar muchos otros, pero también existen alternativas para ellos.

En el caso de los alérgicos a la leche pueden sustituirla por una bebida de soja, y la mantequilla por aceite de oliva virgen. En el caso de gluten, ya que la pasta incluye este componente, se debe sustituir la pasta de trigo por la pasta de arroz, para poder seguir disfrutando de ella. Respecto al huevo, en el caso de la mahonesa, deben sustituir el huevo por leche y el vinagre por limón para no prescindir de esta salsa en su dieta.

Estos sustitutos deben tener propiedades nutricionales similares, como el pescado y marisco por carne o huevos, o la soja por otra legumbre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine