06 de septiembre de 2017
06.09.2017
Cuidados

Quince consejos para que los ojos no sufran

Las exposiciones al sol o la genética provocan que a la larga la salud ocular se vea dañada

06.09.2017 | 20:41
El síndrome del ojo seco es una de las enfermedades más habituales.

En el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión. Las principales causas son errores de refracción (miopía, hipermetropía o astigmatismo) no corregidos, cataratas no operadas y el glaucoma.

Aunque con menores consecuencias para el ojo, largas exposiciones al sol, frotarse los ojos, la edad, la genética o determinadas enfermedades, entre otros factores, provocan que, a la larga, la salud ocular también se vea dañada.

Con el tiempo una mala higiene ocular se ve reflejada en la aparición de ciertas patologías como la presbicia (vista cansada), miopía, y astigmatismo conjuntivitis o el síndrome del ojo seco, entre las más comunes.

Para evitar la aparición de estos problemas, o por lo menos minimizar los daños, los especialistas del Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona (IMO) han lazando 15 recomendaciones para adoptar una buena actitud preventiva:

  1. Acudir a revisiones periódicas: Este consejo es el básico ya que es la única forma de prevenir alguna enfermedad ocular.
  2. Revisar tu fondo de ojo y la presión ocular: la edad clave para realizar un control completo son los 40 años, ya que puede aparecer la vista cansada o patologías más graves asociadas a la madurez, como la DMAE o el glaucoma.
  3. Estar alerta a los síntomas: Tanto si perciben cualquier anomalía como si aparentemente no notan nada, ya que hay muchas enfermedades oculares que inicialmente no dan síntomas.
  4. Cumplir con el tratamiento: Hay que ser rigurosos a la hora de cumplir con las indicaciones del especialista, ya sea en caso de presentar algún defecto refractivo o bien si se necesita tratamiento médico para cualquier patología ocular.
  5. Llevar a los niños a revisión: la primera exploración debe hacerse antes de los 4 años y, a partir de ahí, anualmente a lo largo de la infancia.
  6. Prestar atención a los antecedentes familiares: En muchas ocasiones la salud ocular derivan de determinadas patologías oculares hereditarias.
  7. Evitar frotar los ojos: Esto debilita la córnea. Además, en un corto plazo reactiva el picor, en lugar de hacerlo desaparecer.
  8. Proteger ante el sol: Hay que aplicar unos filtros adecuados, ya que la radiación solar produce daños acumulativos y puede favorecer la aparición de patologías como la DMAE.
  9. Gafas de sol para hacer deporte: el pádel o la natación pueden ocasionar traumatismos e irritaciones en los ojos.
  10. No forzar la vista: a través del uso adecuado de lentes de contacto.
  11. Hidratar tus ojos: usar lágrimas artificiales que mantengan constantemente hidratados los ojos. Asimismo,hay que hacer descansos visuales, mirando a lo lejos cada 20 minutos.
  12. No abusar de las lentes de contacto: no bañándose con ellas, quitándoselas para ir a dormir y no llevándolas más tiempo del indicado.
  13. Cuidar la higiene: es fundamental cuidar la higiene de las lentes de contacto se sea o no portador de lentillas, aplicando un buen desmaquillado y una limpieza palpebral regular.
  14. Cuidar los párpados: Esta debe hacerse con suavidad, ya que son estructuras muy delicadas y han de "mimarse".
  15. "Alimentar" la vista: a través de una alimentación sana y equilibrada, beneficiosa para el conjunto del organismo y, por tanto, una buena ayuda para contribuir a prevenir el envejecimiento ocular.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine