29 de septiembre de 2017
29.09.2017

Los mejores alimentos para tener un corazón sano

Los puedes encontrar en cualquier supermercado de barrio y a un precio apto para todos los bolsillos

29.09.2017 | 14:12
Descubre los alimentos que ayudan a reducir el colesterol

La vida sana es la vida mejor. Darse caprichos de vez en cuando es todo un placer que se puede realizar sin miedo, pero sin pasarse de la raya ya que hacerlo puede afectar negativamente a nuestra salud. El corazón es el órgano que nos mantiene en pie, por lo que cuidarlo es esencial para tener una vida larga y plena. Así, hay ciertos alimentos que pueden ayudar a que esta tarea sea mucho más fácil y, por consiguiente, mantener alejadas a las enfermedades cardiacas. Sin gastos extra ni productos extraños difíciles de encontrar, los mejores amigos de nuestro corazón están en el supermercado del barrio y tienen un precio adecuado para la mayoría de bolsillos.

Salmón

Todos los grupos alimenticios contienen algún producto bueno para el corazón. El salmón, por ejemplo, es uno de ellos. Este pescado es una fuente importante de ácidos grasos Omega-3, por lo que ayudan a mantener equilibrados el nivel de colesterol. Junto a él, la sardina, el arenque o el atún son los perfectos aliados contra las arterias atoradas.

Avena

Se dice que la avena es el cereal por excelencia para el cuidado del corazón. Contiene fibra soluble llamada Beta glucano por lo que colabora bajando los niveles de colesterol y además, absorbe los ácidos biliares del intestino evitando que los componentes nocivos pasen al organismo.

El aceite virgen extra mejora la hipertensión / Getty Images

Aceite de oliva

Base de la dieta mediterránea, ayuda a reducir el colesterol total y el colesterol LDL sin reducir los niveles del llamado ´colesterol bueno´. Además, si utilizamos aceite de oliva virgen extra añadiremos vitamina E y polifenoles que son antioxidantes y mejoran la hipertensión.

Vino tinto

Como el aceite de oliva, además de ser ´tipical spanish´ contiene polifenoles que disminuyen la probabilidad de formación de coágulos.

Naranja

Tiene menos de 70 calorías por pieza y ayuda a combatir el colesterol ya que controla la presión sanguínea gracias a su alto contenido de potasio. Cambiar ciertas chucherías o snacks por unas cuantas rodajas de naranja a lo largo del día puede ser un paso adelante para cuidar el corazón.


Cambia los dulces por gajos de naranja / Getty Images

Legumbres

Contienen mucha fibra soluble, que acaban con el ya nombrado colesterol. Además, reducen la inflamación y la presión arterial. Al igual que ellas, las espinacas, más allá de ser una gran fuente de energía, contienen nitratos inorgánicos que al entrar en contacto con la saliva se convierten en óxido nítrico, un compuesto que hace como vasodilatador en las arterias. Junto a éstas, el brócoli también resulta bueno.

Chocolate

Aunque parezca que va en contra de una dieta sana, lo cierto es que el chocolate negro, con al menos un 60% - 70% de cacao, es óptimo para reducir la presión sanguínea y combate los procesos inflamatorios y la formación de coágulos. Los frutos rojos, como el chocolate, con el que por cierto casan estupendamente, también tienen estos beneficios para el cuerpo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine