01 de diciembre de 2017
01.12.2017
Vida sana

Cómo eliminar la sensación de hambre a todas horas

Aprende a llenarte más comiendo menos y cuidar así tu figura sin dejar de lado los nutrientes

05.12.2017 | 16:23

Seguro que alguna vez te ha ocurrido. Estás aburrido, sin hacer nada y de repente te ataca un hambre voraz que hace que comas cualquier cosa. Un error muy grave para todos aquellos que intentan perder peso o simplemente llevar una dieta sana.

Pero aunque en muchas ocasiones el hambre aparece por simple aburrimiento o antojo (hambre psicológico), otras tantas se debe a que no se ingieren en la dieta los alimentos con los nutrientes necesarios para llenar el estómago.

Si lo que quieres es evitar picar entre horas, estos trucos te ayudarán a eliminar la sensación de hambre a todas horas.

Bebe más agua

El agua es esencial para el ser humano. Aproximadamente el 65% del cuerpo humano está formado por ella y debe ser repuesta continuamente ya que la actividad vital consume a diario parte de esa reserva.

Pero beber agua durante el día no solo te ayudará a estar más sano. Si te bebes un vaso antes de comer tendrás una mayor sensación de saciedad en el estómago y comerás menos. Del mismo modo, beber más agua entre comidas te ayudará a reducir el hambre.

Si te cuesta beber agua, puedes prepararte infusiones frías o calientes para añadirle algo de sabor. Eso sí, sin azúcar.

Evita el azúcar

Siempre que te sea posible, evita los alimentos que lleven azúcar blanco refinado, como por ejemplo los pasteles o la bollería industrial. Esta sustancia eleva bruscamente la glucosa de la sangre para después hacerla caer drásticamente, provocando que el hambre y los antojos aparezcan de repente.


Incluye más proteínas en tu dieta

Estas moléculas son esenciales en cualquier dieta porque ayudan a construir el músculo, mejorando así la resistencia. Pero además, los alimentos con alto contenido en proteínas te saciarán más y te ayudarán a que aparezca poco después esa sensación de tener el estómago vacío.

Cereales como la avena o las carnes rojas te ayudarán a ingerir la cantidad de proteínas necesarias en tu día a día.

Mastica chicle

Muchas veces tenemos ese agujero en el estómago por ansiedad o aburrimiento, y no por hambre. En estos casos masticar chicle te ayudará a calmar esas emociones y te olvidarás del hambre durante un rato.

No pases más de cuatro horas sin comer

Si los deportistas hacen cinco comidas al día, ¿por qué tú no? Con el desayuno, el aperitivo a media mañana, la comida, la merienda y la cena controlarás la brusca caída de la glucosa en la sangre y evitarás comer de más después. Además, de esta manera podrás acelerar el metabolismo y perder peso más fácilmente.

Practica deporte regularmente

Si alguna vez has practicado deporte ya habrás notado que después estás de mejor humor. Esto se debe a que con el ejercicio se liberan endorfinas y serotonina, las hormonas y neurotrasmisores capaces de mantenerte alegre y motivado.

Y si lo que buscas es perder peso o ponerte en forma, lo más seguro es que tengas menos ganar de comer tras una buena sesión de entrenamiento para no echar por tierra lo que ya has conseguido.

Incluye en tu dieta alimentos ricos en fibra

Además de ser buena para el tránsito intestinal, la fibra es capaz de ralentizar la absorción de grasas y azúcares de los alimentos. Así ayuda a mantener los niveles de glucosa en la sangre, haciendo que la sensación de saciedad y plenitud dure más tiempo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine