19 de enero de 2018
19.01.2018

5 razones para conocer el balneario de Ledesma

19.01.2018 | 03:27
5 razones para conocer el balneario de Ledesma

Venerados desde antiguo por los efectos medicinales de sus aguas, los establecimientos termales como el balneario de Ledesma son ahora modernos centros para el ocio y la relajación de toda la familia en cualquier época. El próximo 9 de marzo se abre en Ledesma una nueva temporada termal con la vista puesta en disfrutar la Semana Santa en estas tierras de Salamanca. Los libros de historia hablan de más de dos mil años de los baños de Ledesma. Y como dice el dicho popular, "algo tendrá su agua cuando tantos la bendicen".

Despertar en la paz de la dehesa, relajarse en una piscina burbujeante mecido por el rumor del agua mientras se mira el paisaje a través de un gran ventanal de cristal, o salir en excursión por la naturaleza, en plena dehesa del río Tormes, para volver luego a relajarse con una tarde de piscina y masaje, son algunos de los placeres que ofrece la estancia en el salmantino balneario de Ledesma, que cuenta con un manantial de aguas medicinales (sulfuradas, unas de las que a más calor brotan de Europa: 46 grados) y que ha sido refugio de curación desde tiempos de romanos. Paraíso de calma y salud, el establecimiento ha aumentado sus atractivos para un cliente moderno que cree en el turismo de salud y prevención y que busca en un paisaje de alto valor ambiental nuevas formas de ocio y descanso. Hay cinco buenas razones -por lo menos- para visitarlo.

01 Relajación. El agua siempre tiene un efecto relajante. Más aún si se disfruta en un circuito termal donde se combina la acción del agua sulfurada con los contrastes térmicos y las diferencias de presión, un proceso que genera una sensación de placidez y relax corporal. Zona de estufas termal, jacuzzi, sala de inhalaciones, nebulizaciones, pediluvios e hidromasajes son algunas de las placenteras actividades que proporcionan estos establecimientos termales, una oferta que no para de crecer. También los tratamientos de belleza se han añadido con actividades como la aplicación de fangos, el aprovechamiento del efecto antioxidante de algunas aguas, la chocolatería o los peces limpiadores de piel muerta del mar Muerto. El balneario salmantino ha ido más allá y elabora productos cosméticos con sus manantiales medicinales.

02 Tratamientos. La oferta medicinal de sus aguas sigue siendo un importante atractivo en Ledesma. Hay una zona de hotel y también apartamentos que se adaptan a la estancia más rural, una flexibilidad que se suma a sus aguas minero-medicinales, declaradas de utilidad pública, y administradas siempre bajo la supervisión de un médico y con un equipo de fisioterapeutas. Las propiedades terapéuticas del agua por inmersión (para la mejora de la circulación, las articulaciones óseas o trastornos dermatológicos) o por inhalación, se combinan con tratamientos por aerosoles, chorros, vapores, maniluvios o hidromasajes, entre otros.

03 Contacto con la naturaleza. La estación termal de baños de Ledesma se halla enclavada en un entorno natural de gran belleza, por lo que los paseos y excursiones por su dehesa son otro de sus atractivos junto con el Tormes y su fauna, donde reinan las grandes aves. Además, sus senderos ofrecen multitud de ofertas en deportes activos como la BTT, el senderismo, el trekking e incluso el rappel, en el Peñón colindante al Museo de la Falla, en el vecino Juzbado, a menos de 4 kilómetros. Son inexcusables los paseos en canoa por el Tormes, al que se accede directamente desde la finca del balneario.

04 Planes con niños. En el balneario de Ledesma también hay actividades pensadas para los más pequeños y no sólo talleres de ludoteca o su magnífica piscina de toboganes, ya que también cuenta con actividades pensadas para ellos, como el campamento de verano de inmersión lingüística (en inglés), supervisado por la firma especializada en educación y aventura Nubra, que cuenta con un montón de talleres, desde robótica a salud, historia y por supuesto aventura. Asimismo, el balneario de Ledesma trabaja en programas intergeneracionales y supone un magnífico punto de observación astronómico natural -desde la cúpula de su depósito de aguas, donde nace la ruta Marco Aurelio-, sin contaminación lumínica.

05 En cualquier época del año. Semana Santa y verano son la época alta de los balnearios para el público familiar, y el turismo termal senior llena los días laborables. Además, crecen los jóvenes o parejas que acuden los fines de semana, con el atractivo de su proximidad a la siempre animada ciudad de Salamanca. La comarca brinda una oferta completa que va desde la visita al patrimonio medieval castellano -Ledesma cuenta con interesantes palacetes de ese tiempo hasta el arca con restos de los pastores que adoraron al Niño en Belén- a bodegas, cuevas eremíticas, catedrales vivas -milenarios árboles, como la morera más antigua de Europa- a un campo de golf. La gastronomía es otro punto fuerte. No es difícil encontrar jamones y embutidos de primera. Y, por supuesto, también es ideal "para personas solas que acuden al establecimiento a recibir unas buenas vacaciones antiestrés. Finalmente indicar que el balneario de Ledesma, con zona de cafetería y tiendas, farmacia e incluso iglesia propia, cuenta con un potente programa de animación que incluye desde talleres de baile, memoria, salud o belleza, noches de música en directo o baile, actividades de juegos y, por supuesto, excursiones organizadas.

El programa de termalismo del Imserso oferta 6.500 plazas en Ledesma en 2018


El balneario de Ledesma es una de las estaciones termales pioneras en el programa de termalismo social que desarrolla el Imserso en España, con más de 12.000 clientes al año.

El programa para la temporada 2018 contará con 208.500 plazas a nivel nacional, de las cuales 6.500 podrán acudir previa solicitud. Los turnos del mismo tendrán una duración de 12 o 10 días, en régimen de pensión completa. Los primeros arrancarán en marzo y los últimos finalizarán en diciembre, según recoge el calendario establecido por el Imserso, el cual contribuye a la financiación del coste de las plazas con una aportación económica media por cada una de 171,92 euros, oscilando el importe entre 128,70 euros y 214,50 euros, en función del tipo de turno y el mes de su desarrollo. Una aportación que se hará efectiva por el organismo dependiente de Sanidad al establecimiento termal. Pueden optar a una plaza pensionistas por jubilación o incapacidad; pensionistas por viudedad a mayores de 55 años; aquellos mayores de 60 años que sean perceptores de préstamos por desempleo y todos los mayores de 65 años que no estén jubilados. También las personas de nacionalidad española que residan en el extranjero y que perciban una pensión de la Seguridad Social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine