26 de enero de 2018
26.01.2018

Cómo hacer un masaje para activar la circulación de las piernas

La mejor hora para realizar esta técnica es por la tarde, cuando las piernas están más hinchadas

30.01.2018 | 15:53
Es recomendable que el masaje te lo haga otra persona.

Los masajes dedicados a activar la circulación son perfectos para esos días en los que las piernas hinchadas, pesadas, doloridas o con varices. Y es que estos problemas, que aumentan con la edad, son infravalorados por aquellos que los sufren porque no representan un problema de grave de salud, pero sí que empeoran la calidad de vida.

Existen ciertos hábitos que incorporados a la rutina diaria pueden ayudar a aliviar los dolores y mejorar la circulación de las piernas. Seguir una dieta baja en sal, evitar pasar muchas horas seguidas sentado o de pie, evitar calor o practicar deporte son algunos de ellos.

Sin embargo, después de un largo día de trabajo lo mejor que puedes hacer es llegar a casa y darte un masaje para activar la circulación. De esta manera no sólo mejorarás el riego sanguíneo de las piernas, sino que también te relajarás.

¿Cómo hacer un masaje para activar la circulación de las piernas?


Acompaña el masaje con un poco de aceite para mejorar la hidratación. Getty Images

  • Aunque el masaje en las piernas te lo puedes dar tú mismo, siempre es recomendable que te lo haga otra persona para poder relajarte y que sea más efectivo.
  • La mejor hora para realizar el masaje es por la tarde, cuando las piernas están más cansadas, colocándolas extendidas y por encima del cuerpo.
  • Utilizar un poco de aceite de oliva te ayudará a que el masaje sea más efectivo. Si le añades un poco de aceite de romero el resultado será aún mejor ya que esta planta tiene propiedades antiinflamatorias capaces de aliviar dolores musculares o reumáticos.
  • Aplícate aceite de oliva en las manos y comienza a masajear desde el tobillo y en sentido ascendente para activar el riego sanguíneo. Esta técnica te ayudará a evitar la acumulación de líquidos en la zona.
  • Masajea por zonas, centrándote unos tres o cuatro minutos en cada una de ellas. Ejerce presión con los dedos y siguiendo los músculos en sentido ascendente para que el masaje sea firme, pero sin que llegue a provocar dolor. Sobra decir que el masaje debe darse por ambos lados de las piernas.
  • Para terminar, humedece unas pequeñas toallas en aceite de romero y colócalas alrededor de las piernas durante unos minutos. Su poder antiinflamatorio te ayudará a aliviarlas y dejarlas como nuevas.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine