01 de agosto de 2016
01.08.2016
Oncología

Antipsicóticos para aliviar las náuseas de la quimioterapia

Algunos fármacos pueden servir para aliviar o prevenir las náuseas en pacientes que reciben este tratamiento

01.08.2016 | 12:05
Existen fármacos indicados para combatir las náuseos que provoca la quimioterapia.

Investigadores de la Universidad de Indiana en South Bend (Estados Unidos) aseguran que el uso de algunos fármacos antipsicóticos puede servir para aliviar o prevenir la aparición de náuseas en pacientes con cáncer que reciben quimioterapia.

En su trabajo, cuyos resultados publica la revista 'New England Journal of Medicine', participaron 380 pacientes con el objetivo de evaluar los beneficios de usar olanzapina al tiempo que iniciaban su tratamiento quimioterápico y recibían alguna medicación para prevenir los vómitos.

En las 24 horas posteriores el 74 por ciento de los pacientes no experimentó ningún episodio de náuseas, frente al 45 por ciento de quienes recibieron placebo, y los beneficios se mantuvieron los cinco días posteriores cuando se continuó usando el antipsicótico.

"Estamos satisfechos porque los resultados son estadísticamente significativos", ha destacado Rudolph Navari, profesor de la Facultad de Medicina que ha liderado la investigación.

Este experto reconoce que actualmente existen medicamentos efectivos para prevenir los vómitos pero "no hay ningún tratamiento que sea eficaz contra las náuseas", ha explicado a Reuters, lo que puede suponer un problema para estos pacientes en tareas cotidianas como ir a trabajar o cuidar de los hijos.

No obstante, reconoce que un efecto secundario importante de la olanzapina, el cansancio extremo, podría afectar a la calidad de vida de algunos pacientes.

Los participantes en este estudio recibieron quimioterapia con cisplatino o una combinación de ciclofosfamida y antraciclina, que en ambos casos provocan náuseas y vómitos. El 64 por ciento tenía cáncer de mama, el 13 por ciento cáncer de pulmón y el resto diferentes tumores.

Tras los cinco días de tratamiento, el 37 por ciento de los que recibieron olanzapina no habían experimentado ningún tipo de naúseas, frente al 22 por ciento de quienes recibieron placebo.

Si aparecen, con menor intensidad

Además, para analizar la intensidad de las náuseas se les pidió que las clasificara en una escala del 0 al 10 y vieron como en el grupo de los que recibieron olanzapina el 67 por ciento puntuaron con niveles por debajo de tres, frente al 49 por ciento de los que recibieron el tratamiento estándar.

Los expertos reconocen que los pacientes sólo fueron seguidos durante un ciclo de tratamiento por lo que es difícil saber si también servía para evitar las náuseas en ciclos posteriores. No obstante, reconocen que como antipsicótico su eficacia no se desgasta al cabo de 3, 6 o 9 meses.

De igual modo, su uso no se asoció a efectos secundarios graves a pesar de que en el 5 por ciento de los pacientes provocó una sedación profunda.

"En principio no hay inconveniente en utilizar el medicamento, ya que no cuesta mucho y sólo se va a dar unos días", dijo Navari, que en cambio sí ve un problema el que pueda causar un mayor cansancio. Además, reconoce que se debería analizar si otros antipsicóticos consiguen los mismos beneficios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine