20 de noviembre de 2013
20.11.2013

María Dolores Pradera, rodeada de estrellas de nuevo para cantar piezas inolvidables

Publica "Gracias a vosotros Vol. 2" con Bunbury, Manzanedo y Mercé, entre otros

20.11.2013 | 02:03
María Dolores Pradera, en una actuación. A la izquierda, carátula de su último disco.

A María Dolores Pradera se la admira desde todos los ángulos de la música, ya sean públicos de distinta condición, críticos o, lo más destacable, artistas de pelaje (musical) muy variado. Ya tuvo un primer volumen en el que estuvo rodeada de la flor y nata de la escena, ya fuera de la copla o del pop y el rock.

Ahora, con "Gracias a vosotros 2" ocurre lo mismo y con trazos de canciones absolutamente célebres que tienen diversos registros y a los que la cantante y sus acompañantes introducen distintos modos. Así, puede sonar el cierto aire pop/rock con Enrique Bunbury ("Se me olvidó otra vez"); el toque aflamencado de José Mercé ("Cómo han pasado los años"); el tipo de pop comercial impuesto en su día por "La Oreja..", de Amaia Montero ("Las mañanitas"); el peculiar estilo de la muy personal Carmen París ("El tiempo que te quede libre"); también la sensibilidad de Ana Torroja con uno de los grandes temas de "Mecano" ("Hijo de la luna"), como la autenticidad habitual de Amaya Uranga ("Golondrina presumida") y el bolero total de Armando Manzanero ("Esta tarde vi llover"). Hay un inédito muy interesante, "Qué tal te fue la vida", de Juan Carlos Calderón y su hijo Jacobo Calderón, compuesto especialmente para la Pradera. Se suman otros nombres muy atractivos, tales como los de Sole Giménez ("Contigo en la distancia"), Estrella Morente ("Habanera imposible"), Rosana ("El talismán") y Dani Martín ("Amanecí en tus brazos"), entre otros.

A María Dolores Pradera le ocurre, por fin, como a las grandes estrellas anglosajonas, que tanto cuidan a los suyos. Por algo ella tiene ese título único de "la Señora". "Gracias a vosotros" es, además, todo un homenaje a la gran música. Pues ahí se oye desde la fusión hasta los indispensables sonidos latinos, pero también toques jazzísticos o de bellas e inequívocas baladas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook