El apoyo de Cajastur a la cultura, el deporte y las iniciativas sociales en los concejos de Asturias , también queda patente en Parres, donde la entidad ha respaldado numerosas actividades culturales y sociales a lo largo de los años. Una de estas actuaciones es el Certamen de la Castaña y Productos de la Huerta, que ha adquirido una gran solera en el municipio.

El evento se celebra en Arriondas, el núcleo urbano más importante de Parres. Se trata de un certamen donde se expone este producto, la castaña, de un modo masivo, con sacos repletos de ellas.

Además de esta protagonista con cáscara parda y correosa se exponen más productos que se cultivan en las huertas cercanas, como verduras y hortalizas.

Al certamen lo acompañan eventos deportivos como la realización de juegos de bolos o petanca y concursos musicales muy variados. Tampoco falta la sidra y los bailes regionales.

La Muestra del Mueble y la Madera del Oriente de Asturias es otro de los eventos respaldados por Cajastur. Se celebró por primera vez en el año 2001. La feria agrupa en diferentes carpas artesanos de la madera pero también puestos de venta de muebles y complementos para el hogar. Uno de sus alicientes estriba en la posibilidad de adquirir productos a precios bastante interesantes. Además, resulta muy interesante ver como los artesanos crean de un trozo de madera en bruto preciosas figuras o muebles.

Bailes regionales en el Festival de la Castaña, en imagen de archivo.

La cita, que suele celebrarse en el mes de noviembre, es todo un mundo de texturas, colores y formas, en una carpa en la céntrica plaza Venancio Pando de Arriondas. En la feria pueden contemplar desde antigüedades a ideas novedosas. La restauración del cañón ubicado en la Plaza Venancio Pando, en Arriondas, y la adecuación de su entorno fue otra de las iniciativas en las que se involucró Cajastur, dentro del concejo de Parres, que tiene su capital en Arriondas. La madera estaba totalmente deteriorada y se sustituyó por piezas de iroco y castaño de Asturias. Lleva más de 120 tornillos, algunos eran los que se utilizaban para sujetar las traviesas de las vías en las minas. En total, fueron necesarios dos meses y medio de trabajo no solo manual. El cañón fue donado por Antonio Samaranch y es un arma de guerra.

El cañón que ahora preside la plaza Venancio Pando llegaba a Arriondas en 1968. Se trata de un cañón de hierro fundido del siglo XVIII y que se cree que procede de las defensas costeras de Cádiz o Cartagena. El cañón se adquirió en un mercado de antigüedades.

Fue cedido a Arriondas por la Federación española de piragüismo y su presentación en sociedad fue durante el Descenso Internacional del Sella, al que habían acudido ese año como invitados personajes como Juan Antonio Samaranch, León Herrera, (ministro de Información y Turismo en aquella época), Mateu de Ros (gobernador civil de Asturias) o Chus Valgrande (medallista en esquí y diputado provincial por aquella época). Ese año ganaban el sella Juan Manuel Feliz y José Luis Gutiérrez Soto con los rápidos, de Arriondas.

La pieza de artillería dio la salida de les piragües junto al puente de Arriondas seis años, hasta que en julio de 1978, cuando se disparaba para dar inicio a las fiestas del Carmen, reventó en pedazos por no resistir la onda expansiva.