El Principado siempre ha estado a la vanguardia en desarrollo rural, siempre ha ido un paso por delante del resto de las comunidades autónomas y siempre ha sido un referente al que seguir y “reproducir” por otros territorios españoles y europeos. Lo hizo en 1984 en Taramundi, un municipio condenado a desaparecer. Por aquel entonces, el Gobierno regional decidió apostar por el turismo rural y así hacer frente a destinos como la Costa del Sol. Se creó la marca “Paraíso Natural “y se dio a conocer al mundo entero. Casi cuarenta años después, el Principado vuelve a marcar tendencia y se coloca a la cabeza como la región de España que más ayudas económicas “Leader” destina a la diversificación y recuperación económica de sus territorios rurales y la segunda de la Unión Europea, solo seguida por la alemana Sajonia. Además de ser un territorio predominantemente rural, Asturias tiene una gran “vocación ruralista”, un carácter que en ningún caso resta peso a la agricultura y la ganadería, sectores a los que siempre se ha reconocido como los pilares básicos que sostienen la economía del campo.

Asimismo, la región tampoco vive al margen de las grandes dificultades que atraviesa el medio rural. El envejecimiento, la despoblación y la falta de relevo generacional ponen en grave peligro la supervivencia de muchas de sus aldeas y pueblos, pasando la solución a estos problemas por crear empleo, riqueza, servicios básicos y fijar población, especialmente entre las mujeres y los jóvenes. Una labor en la que los once Grupos de Desarrollo Rural de Asturias están embarcados, trabajando y desarrollando una de las más importantes actuaciones que hay en el medio rural, las ayudas “Leader”.

Con el objeto de intentar revertir esta realidad, el Gobierno del Principado ha puesto en marcha, dentro de las citadas ayudas, el denominado Ticket Rural, una prestación económica totalmente pionera en España y en el ámbito de la Unión Europea. Una medida que ya envidian y quieren copiar la mayoría de los territorios del Viejo Continente.

No es extraño, puesto que se trata de una subvención dirigida a desempleados y desempleadas interesados en trabajar y afincarse en el medio rural. Esta ayuda es compatible con las dirigidas a industrias agrarias e inversiones para la creación y desarrollo de actividades no agrícolas del plan “Leader”.

¿Quiénes pueden acceder al Ticket Rural?

Podrán acceder a esta ayuda personas físicas que al menos lleven tres meses en paro y que pongan en marcha una empresa a título individual en la que, como mínimo, se cree un puesto de trabajo. Se excluye a aquellos que han estado de alta en el régimen de autónomos en la misma actividad durante los tres últimos años.

Inicialmente la ayuda contemplaba un importe máximo de 25.000 euros, pero a partir de la convocatoria de 2020 esta cuantía aumentó hasta los 35.000 euros, que se abonan en tres años siempre y cuando el beneficiario mantenga la actividad y cumpla el plan de empresa.

Sin duda, el Ticket Rural del Principado ha sido un éxito, convirtiéndose en un importante estímulo para emprender y afincarse en cualquiera de las once comarcas rurales de la región, convirtiéndose en una de las mejores herramientas de las que ahora dispone para atraer nuevos pobladores al mundo rural.

Las mujeres, las más emprendedoras

Los resultados hasta ahora son muy positivos y gratamente esperanzadores para el medio. Hasta la fecha se han acogido a esta ayuda 370 emprendedores y emprendedoras, lo que ha supuesto un gasto público que supera los nueve millones de euros. Esta cifra de 370 proyectos aprobados arroja datos tan significativos como que el empleo creado al amparo de esta nueva ayuda está en manos de mujeres. En total, ellas se han puesto al frente de 213 nuevas empresas y pequeños negocios, mientras que los hombres regentan 157 iniciativas, síntoma de que los tiempos están cambiando y las mujeres dejan de ser el pilar invisible que sostiene el mundo rural dentro de un medio masculinizado, envejecido y anquilosado que se mantuvo durante décadas.

De los 78 municipios del mapa regional, 71 son beneficiarios de las ayudas “Leader”. De estos municipios rurales integrados en los once Grupos de Desarrollo Rural, el 84,5% accedieron al Ticket Rural. No lo hizo ningún emprendedor o emprendedora de Sariego, Ibias, Onís, Peñamellera Baja, Amieva, Caravia, Castrillón, Ribera de Arriba, San Martín de Oscos, Villanueva de Oscos y Pesoz. Por contra, concejos como Navia, con 26; Lena, con 20, y Cangas del Narcea, con 18, lideraron el ranking en cuanto a número de proyectos, seguidos por Valdés (17), Llanes (16), Laviana (16), Piloña (15) y Cangas de Onís (12). Por comarcas rurales, Oriente de Asturias se sitúa a la cabeza con 72, seguida de Navia-Porcía con 57 y el valle del Ese-Entrecabos con 44. Las comarcas de Bajo Nalón, con 9, y Oscos-Eo, con 13, fueron las que menos solicitantes del Ticket Rural registraron. Tras el éxito asturiano, no es extraño que la mayoría de las comunidades españolas esperen incluir estas ayudas en la próxima convocatoria “Leader”, correspondiente al periodo 2023-2027.

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

A lo largo de todo el territorio asturiano se puede encontrar gran diversidad de oficios, profesiones y negocios que, hasta ahora, eran impensables en el medio rural y que gracias al “Ticket Rural” son una realidad. Es el caso de trabajos relacionados con el diseño gráfico y la fotografía, consultoras, moda, estudios de arquitectura, ocio, deporte, etcétera. Algunos de ellos son los siguientes:

María Dolores Rodríguez González. Obrador de repostería artesanal (Cangas del Narcea, Alto Narcea, Muniellos)

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

En 2016, María Dolores Rodríguez, conocida como Loli, decidió emprender tras un tiempo desempleada. Contaba con experiencia en el sector al haber trabajado varios años como asalariada en panaderías locales, y se dio cuenta de que no había oferta de repostería artesanal en la comarca. Loli necesitaba una salida profesional que le permitiese generar su propio empleo en el medio rural, donde siempre había vivido, y a finales de 2016 puso en marcha su obrador de repostería dedicado a la elaboración de productos artesanales. Las instalaciones se ubican en su pequeño pueblo natal, un núcleo de menos de 50 vecinos a pocos kilómetros de Cangas. Desde allí distribuye y comercializa los productos que ella misma elabora cada mañana. Un verdadero puzle en el que hace encajar las piezas a la perfección.

Verónica Peláez Estudio de fotografía El Espín (Coaña). CEDER Navia-Porcía

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

La joven Verónica Peláez ha creado su estudio de fotografía en El Espín, en el concejo de Coaña. Tras formarse como fotógrafa y delineante, viajar mucho y trabajar en distintas empresas dentro y fuera de Asturias, esta joven ha vuelto a casa donde ha montado su propio negocio. Su proyecto viene a demostrar que el mundo rural es mucho más que agricultura, ganadería y turismo. Verónica Peláez, como otros emprendedores, apuesta por nuevos modelos de negocio.

José Manuel Cerdeira García Taller de cuchillería tradicional (Taramundi, CEDER Oscos-Eo)

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

Se trata de la creación de un taller de cuchillería tradicional de Taramundi, dedicado fundamentalmente a la elaboración de navajas y cuchillos. Al frente está el artesano José Manuel Cerdeira, de 37 años y con gran formación en este oficio, que estuvo trabajando durante once años por cuenta ajena en otra empresa en el mismo concejo de Taramundi. Actualmente, y gracias a la ayuda económica aportada por el Ticket Rural, José Manuel Cerdeira dispone de su propio taller, que ha habilitado en una construcción tradicional de planta baja en Santamarina, aldea de Taramundi de apenas una decena de vecinos. El taller se sitúa dentro del recorrido de una de las rutas de senderismo más populares de este concejo del occidente asturiano.

Carla Diez CastañÓn El Planeta Salud (Pola de Lena, Montaña Central de Asturias)

Emprendimiento novedoso en el ámbito rural

El Planeta Salud es un singular negocio que abrió sus puertas en Pola de Lena de la mano de las hermanas Carla y Bibiana Diez Castañón. Con su tienda y sus talleres culinarios, ambas enseñan a cocinar y comer de forma saludable. La puesta en marcha de este original negocio, ubicado en el corazón de la villa lenense, contó con el apoyo del Ticket Rural de la Asociación para el Desarrollo Rural de la Montaña Central de Asturias. La tienda ofrece una gran variedad de productos dirigidos a lograr un bienestar general, desde alimentación a cosmética natural o productos de limpieza.