El queso casín es uno de los grandes tesoros que produce la leche asturiana, hasta el punto de que mereció en su día una Denominación de Origen Protegida (D O P. ). El queso se elabora con leche entera y cruda de vaca de las razas Asturiana de la Montaña o Casina, Asturiana de los Valles, Frisona y los cruces entre sí, de coagulación enzimática y de pasta amasada, semidura o dura. Puede ser desde semicurado a curado. Su forma es cilíndrico-discoidal irregular, con una cara grabada con motivos florales, geométricos, símbolos o nombres del elaborador. Puede tener de 10 a 20 cm. de diámetro y 4 a 7 cm. de alto, con un peso entre 250 y 1.000 gramos.

La corteza es lisa, tenue, puede decirse que no tiene corteza, ya que, a través de los sucesivos amasados, la maduración es uniforme y simultánea dentro y fuera, el exterior y el interior forman una masa compacta y ligada, limpia, seca o ligeramente untuosa. El color es amarillo cremoso oscuro, con tonalidades blanquecinas. Presenta en bajorrelieve en su cara superior el sello propio de cada productor.

La pasta es firme, friable, de semidura a dura, de color amarillento sin ojos, si bien puede tener pequeñas grietas. También resulta desmenuzable al corte, de textura mantecosa al paladar, consistencia plástica y homogénea, con un aroma fuerte y potente. Su sabor depende del proceso de elaboración, especialmente de las veces que se amase en la máquina de rabilar: el muy trabajado tiene un sabor acre, picante, fuerte, difícil para paladares no habituados y posee el penetrante y rústico aroma de la mantequilla sazonada por el tiempo; el menos trabajado tiene los mismos sabores, aunque más rebajados en intensidad. En todo caso, sabor fuerte, amplio, persistente, picante y ligeramente amargo al final de boca, retrogusto fuerte. La zona geográfica comprende los municipios de Caso, Sobrescobio y Piloña, en la zona sur del Principado de Asturias. Los quesos amparados, además de la etiqueta propia de cada elaborador, llevan una contraetiqueta numerada que garantiza la identidad del producto. En el etiquetado de los quesos protegidos debe figurar de forma destacada la mención "Denominación de Origen Protegida Queso Casín".