Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Consejería lanza el decreto para aclarar las propiedades de muchas fincas

El objetivo final es que se pueda actualizar el catastro y el registro de la propiedad

Un paisaje asturiano.

Un paisaje asturiano.

La Consejería de Medio Rural se ha puesto manos a la obra para atajar un problema largamente denunciado: la falta de identificación de la propiedad de muchos terrenos rurales. De ahí que esté en preparación un decreto de clarificación de la propiedad agraria que se va a basar “en la experiencia acumulada de los procesos de concentración parcelaria”. El objetivo final de la norma es que se puedan actualizar tanto el catastro como el registro de la propiedad con la situación real de muchas fincas.

Tal como describen los autores de la reglamentación, el medio rural asturiano “está caracterizado por una estructura de propiedad de una gran complejidad fruto del devenir histórico y de las múltiples decisiones tomadas sobre parcelas de reducido tamaño”. Circunstancias a las que hay que añadir “el proceso de abandono de los últimos tiempos”, que ha propiciado que en muchas zonas de Asturias, sobre todo en terrenos forestales y de montes, haya “una deficiente delimitación de las parcelas en el catastro y una falta de actualización de la titularidad de las misma así como en algunos casos el desconocimiento de su ubicación y linderos por parte del dueño actual”.

Todo lleva a que exista una “falta de seguridad jurídica de la propiedad que dificulta o, en algunos casos, imposibilita la gestión de la misma”. Es además, un factor que incide en el incremento del riesgo de incendios y que supone un lastre, también, para que se puedan llevar a cabo inversiones cofinanciadas por la administración, ya que para eso se precisa que sean los titulares de las fincas los que se hagan cargo de la solicitud de esas inversiones.

Compartir el artículo

stats