27 de abril de 2008
27.04.2008

Secuelas de una derrota

27.04.2008 | 02:00
Secuelas de una derrota

Socialistas, convergentes y populares de Cataluña y Valencia son partidarios de repartir menos con las regiones pobres. Populares y socialistas de Andalucía, Castilla y León o Asturias son partidarios de mantener el alto nivel de reparto del que disfrutan. ¿El mapa autonómico derrota al mapa ideológico? Sería mejor decir que una determinada ideología, que predica la «apuesta por los mejores», que invita a cada uno a mirar por lo propio, y que antepone lo particular a lo común, está derrotando a la contraria, la que hacía de la igualdad un valor civil. Pero nadie mire para el contrario: esa derrota de una ideología por otra se produce, con mayor o menor intensidad, en el interior de cada formación política y de su censo de votantes. También en el interior de las organizaciones de liderazgo moral: estremece el espectáculo de la Iglesia italiana festejando alborozada el triunfo de Berlusconi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook