07 de mayo de 2008
07.05.2008
 

La unidad adscrita, una solución para comunidades sin competencias

07.05.2008 | 02:00

Oviedo, M. M.

Asturias cuenta desde finales de 2006 con una unidad policial adscrita, integrada por casi 80 agentes y cuya misión es la vigilancia de edificios públicos y la escolta de cargos institucionales y dirigentes públicos. Además, aproximadamente una decena de ellos se dedica a la inspección y al control del juego.


Esta unidad depende del Cuerpo Nacional de Policía y se financia a partes iguales entre la comunidad autónoma y el Ministerio del Interior. El mando, sin embargo, corresponde a los gobiernos regionales a través de las consejerías de Interior.


El Principado optó por esta fórmula, igual que otras comunidades autónomas cuyos estatutos de autonomía no permitían la constitución de una Policía Autonómica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine