11 de julio de 2009
11.07.2009
 

La FADE es «pesimista» y el PP asturiano exige a Areces «máxima presión al Gobierno»

11.07.2009 | 02:00
Severino García Vigón.

La Granda / Oviedo, J. A. A.

La Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y el PP regional coincidieron ayer en su visión pesimista sobre el resultado que la nueva financiación autonómica pueda deparar para Asturias.


Severino García Vigón, presidente de la FADE, teme que Asturias no salga precisamente favorecida en el nuevo reparto «porque es difícil que todo el mundo salga beneficiado». El presidente de la patronal calificó de «acertada» la estrategia del Ejecutivo asturiano de buscar aliados entre otras autonomías que también defienden una mayor ponderación del envejecimiento y la dispersión en el futuro sistema. «Ahora falta ver los resultados y la fuerza política que pueda tener Asturias. Pero no somos optimistas, ojalá nos equivoquemos», declaró Vigón en La Granda.


«Se confirma que la gran beneficiada será Cataluña a costa del resto de las regiones y del principio de igualdad en todo el país», valoró Ovidio Sánchez. El presidente del PP asturiano exigió a Vicente Álvarez Areces «máxima presión ante el Gobierno central para que los asturianos no salgan perjudicados» en la fase final de la negociación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook