26 de septiembre de 2009
26.09.2009

Verónica Berzosa, abadesa doble

La hermana del obispo auxiliar logra desdoblar el convento de Lerma y lleva a más de 100 clarisas a un nuevo cenobio

26.09.2009 | 02:00

Gijón, J. MORÁN


Verónica Berzosa, hermana clarisa del obispo y administrador diocesano de Oviedo, Raúl Berzosa, ha logrado desdoblar el convento de Nuestra Señora de la Ascensión, en Lerma (Burgos), el cenobio de vida contemplativa femenina con mas vocaciones de Europa.


La religiosa, de 43 años, es desde el pasado marzo abadesa de dicho convento de clarisas en Lerma, donde el número de integrantes de la comunidad ascendía a más de 140 monjas con una media de edad de unos 35 años.


En el presente, el cenobio ya se ha desdoblado en dos y el segundo esta emplazado en la localidad, también burgalesa, de La Aguilera, cerca de Aranda de Duero, villa natal de los Berzosa. La Aguilera es un antiguo convento franciscano que se hallaba muy deteriorado y que ahora ha sido parcialmente reconstruido. Allí se han instalado más de cien religiosas clarisas, las más jóvenes que residían en Lerma, donde permanecen unas 40 monjas.


Con un permiso especial de la Santa Sede, del cardenal Franc Rodé -Congregación para los Institutos de Vida Consagrada-, Verónica Berzosa será abadesa de ambos conventos durante tres años. El permiso establece que se crea una comunidad con dos sedes.


El éxito vocacional de Lerma y de La Aguilera, inédito en España, sigue ofreciendo resultados. Unas 20 jóvenes esperan para ingresar en las próximas semanas y se da la curiosa circunstancia de que este año entrará la quinta hermana de una misma familia. Existen además otras nueve parejas de hermanas en el convento. El mérito de tal número de ingresos se le atribuye a Verónica Berzosa, que antes de abadesa ha sido maestra de novicias. Sor Verónica entró en Lerma en 1984, cuando contaba 18 años. En aquel momento, hacía 25 años que el convento no recibía ni una sola vocación. A los 28 años, fue nombrada maestra de novicias y las candidatas comenzaron a afluir al cenobio. Dos asturianas de Avilés ingresaron el pasado año en el convento burgalés.


El eco de Lerma y de La Aguilera acaba de llegar también a Italia, ya que el franciscano capuchino Raniero Cantalamessa ha grabado recientemente un reportaje para la RAI, la televisión pública italiana. El vídeo -que está recogido en la página de Youtube, de internet-, muestra a Cantalamessa en el salón de actos de La Aguilera, donde entrevista a Verónica Berzosa y a otras religiosas.


El religioso capuchino es el predicador de la Casa Pontificia, es decir, el encargado de predicar ante el Papa y los cardenales en las jornadas de retiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído