20 de noviembre de 2009
20.11.2009
 

Bomberos de Asturias, Premio Nacional "Batefuego de Oro"

Recibe el galardón en la categoría que reconoce la mejor labor de extinción de incendios forestales

20.11.2009 | 20:40

La entidad pública "Bomberos de Asturias" ha recibió esta tarde en Madrid el Premio Nacional "Batefuego de Oro" en la categoría que reconoce la mejor labor de extinción de incendios forestales que anualmente concede la Asociación de Actividades Socioculturales (APAS).

La Consejería de Presidencia informa de que el director general de Interior y Seguridad Pública, Valentín Ruiz García, ha encabezado la delegación asturiana que ha recogido el galardón y que también componían el gerente de la entidad "Bomberos de Asturias", Antonio del Corro, y los jefes de Intervención y Supervisión de la entidad, Jaime Martín y Oscar Rodríguez, respectivamente.

Estos premios, que cuentan con el apoyo de los ministerios de Medio Ambiente y Educación, nacieron con la intención de servir estímulo para lograr que se reduzcan el número de incendios que anualmente se producen en España, así como la superficie total calcinada.

Entre los premios de la edición de este año, además de "Bomberos de Asturias", figuran la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Prevención del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la Sociedad Española de Ciencias Forestales.

Con este galardón, APAS reconoce la buena organización y distribución de los medios humanos y materiales en un territorio con una orografía especialmente montañosa y, por tanto, con territorios de difícil acceso.

Así, el acta del jurado recoge que la entidad "Bomberos de Asturias" cuenta con 19 parques de bomberos con su correspondiente equipo forestal y un personal entrenado y especializado para trabajar tanto en el monte como en el medio urbano rural, además de mantener cuatro bases de helicópteros para el transporte de personal de extinción.

En este sentido, alaba los resultados "altamente favorables" obtenidos en los últimos años, con una tendencia decreciente en lo que se refiere a la superficie afectada por el fuego.

En el año 2008 se calcinaron en Asturias un total de 6.685 hectáreas de terreno, pero gracias a la rapidez y eficacia de las intervenciones, el 91,3 por ciento del terreno quemado se correspondió con matorral y monte bajo y en el 44,5 por ciento se trato de conatos, es decir, la superficie quemada no superó la hectárea.

La entidad "Bomberos de Asturias" cuenta con una plantilla de 398 personas y el 96 por ciento de ese personal, es decir, 384 efectivos, pertenecen al Area de Intervención.

Los trabajos de extinción de incendios, desde su detección hasta su total sofocación, duraron en 2008 menos de 6 horas en el 87 por ciento de las ocasiones y menos de 3 horas en el 65,7 por ciento. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook