01 de enero de 2010
01.01.2010

El Principado encuentra a sus desaparecidos

La Agencia de Cooperación al Desarrollo identifica a otros 14 asturianos que fueron asesinados durante la dictadura de Videla en Argentina l La lista la integran ya 40 personas

31.12.2009 | 01:00

Oviedo,

Raquel L. MURIAS

La Agencia de Cooperación al Desarrollo del Principado ha incorporado 14 nuevos nombres a la lista de asturianos o descendientes de asturianos, hijos o nietos, que fueron torturados, asesinados o que desaparecieron en Argentina durante la etapa de la dictadura de Videla (1976-1983). En total, la lista está compuesta por cuarenta personas.

El programa «Recuperando y reconstruyendo memoria e identidad» se inició en 2006 y en el último año ha conseguido identificar catorce casos nuevos de descendientes directos de asturianos. Según Rafael Palacios, director de la Agencia de Cooperación de Asturias, cuando se encuentran los datos de los desaparecidos en Argentina se pone en conocimiento de sus familiares asturianos toda la información recopilada e, incluso, pueden solicitar una investigación al objeto de recuperar los restos. La intención de Palacios es que este proyecto se realice también en otros países del Cono Sur en los que la emigración asturiana fue muy importante, como es el caso de Chile y Uruguay, y donde se cometieron crímenes similares a los de Argentina.

Rafael Palacios explicó que se calcula que de las 30.000 personas que desaparecieron en el país argentino durante la dictadura más de 1.100 podrían ser descendientes directos de españoles. El programa desarrollado por el Gobierno del Principado continuará en el año 2010 en una tercera fase. Palacios insistió en la importancia de que las familias puedan reconstruir su pasado y en la importancia de que se conozcan los «abusos» a los que fueron sometidos muchos de los asturianos emigrados a Argentina y sus descendientes.

Para desarrollar este tipo de identificaciones de descendientes de asturianos, el Gobierno del Principado recibió 210.000 euros en los años 2006, 2007 y 2008, de los que 160.000 euros se destinaron a la Secretaría de Estado argentina y los 50.000 euros restantes se destinaron al Instituto Anatómico Forense, en el que se llevan a cabo pruebas y se cotejan datos de ADN para dar con la verdadera identidad de los desaparecidos y de sus familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído