17 de enero de 2010
17.01.2010

El proyecto de Feve para Pajares obliga a cambiar el actual tendido del puerto

l Las comunicaciones l El diseño del ferrocarril
Los especialistas no ven viable el tercer hilo y abogan por habilitar una vía estuchada, con cuatro raíles

17.01.2010 | 01:00
Un tren de Renfe, transitando ante la estación de Pajares, en pleno puerto.

Oviedo / Gijón,


J. A. ORDÓÑEZ / J. MORÁN


El objetivo de Feve para transportar mercancías por el puerto de Pajares es técnicamente viable, pero su ejecución, si es que finalmente se lleva a cabo, no resultará sencilla. Ésta es la opinión unánime de los expertos consultados por este diario, que dan casi por descartado que se pueda habilitar un tercer hilo por el puerto y abogan por la construcción de una vía estuchada, de forma que los raíles de vía estrecha de Feve vayan por dentro de los de ancho ibérico que utilizan Renfe y otras operadoras. Es decir, cuatro raíles y dos tipos de ancho a partir de 2012, cuando entre en servicio la Variante.


La vía estuchada se va a utilizar en el proyecto de erradicación de la barrera ferroviaria de Avilés, según anunció hace unos días el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán. En el caso concreto de Pajares, obligará a levantar el actual tendido de ancho español para ejecutar uno nuevo, ya con los cuatro raíles. Este modelo permitirá, como aspecto positivo, que todos los trenes, tanto los de Renfe o Feve como los de otras operadoras, compartan la misma catenaria.


Otra de las cuestiones que resaltan los expertos a la hora de analizar el proyecto de Feve es que el actual parque móvil de la compañía de vía estrecha no está adaptado para hacer frente a un paso de montaña de las características de Pajares, con rampas de gran pendiente. Hace 125 años, la traza ferroviaria del puerto se construyó con ancho ibérico, precisamente para facilitar el tránsito de grandes y potentes locomotoras. Las máquinas que utiliza Feve en estos momentos no tienen capacidad para afrontar la ascensión con garantías, a no ser que se realicen composiciones de hasta tres locomotoras. Por tanto, los especialistas se muestran convencidos de que Feve se verá obligada a ampliar y modernizar su flota si de verdad quiere transportar mercancías a la Meseta.


De acuerdo a las declaraciones de sus máximos responsables, la compañía de vía estrecha tiene en Pajares uno de sus principales proyectos de desarrollo de la división de mercancías, especialmente de carbón de importación. En la actualidad, y con el histórico paso sólo apto para trenes de ancho ibérico, Feve se está viendo obligada a acordar con otras operadoras fórmulas mixtas para llevar el mineral a las térmicas de Castilla y León, fundamentalmente a la central de La Robla. El plan que anunció su presidente, Ángel Villalba, en una entrevista con LA NUEVA ESPAÑA, consiste en habilitar un sistema para que sus trenes puedan circular por el tramo que va desde Mieres, donde finaliza la línea de vía estrecha, hasta La Robla.


Según la compañía, el carbón representa el sesenta por ciento de los más de tres millones de toneladas que transporta Feve cada año, concretamente 1.808.006 toneladas. El mineral es, por tanto, la principal actividad de la división de mercancías, muy por encima de los productos siderúrgicos, arena, sosa, aluminio, dolomía, madera, contenedores y alambrón.


Junto al uso del puerto de Pajares para el transporte de mercancías, el otro gran proyecto que Feve ha puesto encima de la mesa consiste en una mejora integral de la línea entre el Ferrol y Santander que permita a los trenes alcanzar velocidades máximas de 160 kilómetros a por hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook