21 de enero de 2010
21.01.2010
40 Años
40 Años
Polémica por la prohibición de fumar en los locales públicos
Las críticas

Hostelería afirma que la reforma de la ley antitabaco no se puede aplicar en plena crisis

«Muchos políticos que apoyan la prohibición me piden los mejores puros», asegura un empresario ovetense

21.01.2010 | 01:00

Oviedo, M. PÉREZ
La Asociación Hostelería de Asturias asegura que su centralita telefónica estuvo ayer «al borde del colapso» por el aluvión de llamadas de asociados de toda la región ansiosos de replicar al estudio del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, integrado por más de una veintena de colectivos médicos y de profesionales sanitarios, que sostiene que la prohibición de fumar en los espacios públicos beneficia la economía y no perjudica al sector hostelero. Los hosteleros también están molestos con la postura del Gobierno del Principado, que se muestra favorable a primar la defensa de los derechos de los no fumadores.

Fuentes de Hostelería de Asturias aseguran que la posición del colectivo en 2005, cuando se tramitó la actual ley del Tabaco, era favorable a la prohibición total de fumar en todos los bares, puesto que temían que en pocos años esta medida se aplicase. Sin embargo, las mismas fuentes aseguran que «las circunstancias han cambiado» por el contexto de crisis económica.

«Entre la crisis económica, la subida del IVA, que el cliente gasta cada día menos y ahora, con la prohibición completa del consumo de tabaco, están condenando a muchas familias a pasar situaciones muy difíciles», aseguró ayer un hostelero de la zona oriental de Asturias. En el Occidente, las cosas se ven igual: «Tengo menos de cien metros cuadrados en mi local. Si las ventas siguen bajando, entre la crisis, el IVA y la prohibición del tabaco, tendré que prescindir del único camarero que tengo y decirle a la señora que tiene que volver al bar». El mismo hostelero declaró que «el Gobierno de España acaba de autorizar la subida del precio de venta del tabaco en 15 céntimos, mientras que el precio al que puedo venderlo en mi casa no sube desde hace décadas y siguen recaudando más de la mitad del precio de la cajetilla en impuestos. Es inmoral el doble rasero de los políticos en esta historia».

Asimismo, un conocido hostelero del centro de Oviedo explicó que «muchos políticos que apoyan la prohibición me piden los mejores puros». También explicó que la prohibición le obligará a tener que ajustar el personal. «Mis clientes dicen que seguirán viniendo a mi casa, pero que ya no estarán tanto tiempo porque no quieren fumar en la puerta del chigre como si fueran unos apestados», explicó. El empresario también se quejó de «la desinformación» sobre la reforma que pretende el Ministerio de Salud. «La Ministra no sabe la que ha armado con sus declaraciones y el apoyo del Gobierno del Principado de Asturias ya sabemos que es de boca pequeña», dijo.

En la comarca de Avilés los asociados de Hostelería de Asturias consultados dicen que «los políticos de Madrid y de Asturias necesitan ir a clase particular para aprender que 9 de cada 10 bares son muy pequeños, apenas esquinas de cuarenta o cincuenta metros cuadrados, que viven del día a día, de la cultura del café, pincho y pitillo que tan bien ha calado entre los funcionarios». «Dudo mucho que los críos quieran seguir con el negocio de la abuela en estas condiciones», manifestó un hostelero.

En Langreo un empresario se quejó de la falta de unión en el sector. «Si estuviésemos más unidos convocaríamos acciones más severas para que sepan de verdad en donde se están metiendo los políticos», dijo. El mismo empresario afirmó que de su trabajo viven doce familias y que «será difícil soportar el empleo si la caída de ventas se produce, cosa que llegará con la prohibición y el IVA». La indignación de este hostelero llega al punto de considerar que la situación es «escandalosa en plena crisis».

Contexto económico

Los hosteleros sostienen que el cliente va cada día menos al bar por la crisis y que con la restricción del consumo de tabaco aún irá menos.

Empleo

Los empresarios del sector aseguran que se verán obligados al cierre o a despedir a parte de sus empleados.

Discriminación

Los hosteleros que afrontaron la reforma de su local con la anterior ley antitabaco protestan por haber «tirado el dinero».

Desinformación

El sector hostelero se queja de falta de información por parte del Ministerio de Sanidad sobre la reforma que se quiere llevar a cabo.

Protestas

Amenazan con acciones de protesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído