25 de enero de 2010
25.01.2010
 

Los números ya echan humo

El estudio que esgrimió Cogersa en favor de la incineradora estimaba que Asturias generaría 850.000 toneladas de basura en 2009, un 42% por encima del dato real

25.01.2010 | 01:00
Un camión en el vertedero de Serín.

Oviedo,


R. L. MURIAS


El estudio técnico en el que se basa Cogersa para defender la incineración como el mejor método para tratar los residuos tiene un desfase del 42% respecto a los datos reales. Según este documento, que elaboró una consultora privada (Intensa-Inarsa) y que se presentó públicamente en 2002, Asturias generaría 860.000 toneladas de residuos sólidos urbanos en 2009, cuando el año pasado en el Principado se produjeron 525.000. Las cifras sobre las que se elabora el estudio no se corresponden con la realidad.


Este desfase entre la realidad y lo que calcularon los técnicos de la consultora es «motivo más que suficiente», según los ecologistas, para invalidar los argumentos y conclusiones de este informe, que se decanta por la incineración y la valorización energética como el método ideal para tratar los residuos de los asturianos una vez se llene el vertedero actual, en 2015. Este documento plantea también otras instalaciones que deben construirse a la par de la incineradora para favorecer el reciclaje y el aprovechamiento de residuos. Y se defiende la construcción de otro vertedero, necesario para acumular los residuos que no se pueden someter a la incineración.


Según los cálculos de la consultora, la incineradora tendrá una capacidad para quemar 450.000 toneladas de residuos sólidos urbanos, lo que, basándose en las cifras reales de 2009, supondría la combustión del 85% de los residuos sólidos urbanos. Desde la Coordinadora Ecologista se afirma que «no tiene ningún sentido que un estudio que evalúa una realidad que no es la nuestra se tenga en cuenta para sacar adelante un proyecto».


No sólo este informe es el que defiende la quema de residuos como la mejor solución para tratar las basuras de los asturianos. Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Oviedo mantiene también la misma postura. Desde las filas ecologistas y conservacionistas se echan las manos a la cabeza al ver cómo «se utiliza cualquier argumento para dar validez a la incineradora», explican. Técnicos y ecologistas no se ponen de acuerdo, al igual que tampoco lo hacen los dos socios del Gobierno regional (PSOE e IU).


Los socialistas meten prisa a Cogersa para sacar adelante el proyecto de la incineradora y así contar con una alternativa en funcionamiento para tratar los residuos cuando el frente de vertido se llene, dentro de cinco años; pero desde IU no se quiere ni oír hablar del tema. Los socios de gobierno del PSOE recuerdan que la incineradora no se firmó en el pacto de gobierno, y aseguran, además, que no es un proyecto necesario ni respetuoso con el medio ambiente. El Partido Popular tampoco defiende la construcción de la incineradora para la quema de residuos en Serín, y los grupos ecologistas aseguran que si se fomenta el reciclaje podría alargarse la vida del vertedero.

Baile de cifras


La estimación


El estudio que encargó el Principado partió de que Asturias generaría en 2009 860.000 toneladas de basura.


La realidad


El Principado generó el año pasado 525.000 toneladas de residuos, que se derivaron al vertedero de Serín.


La reclamación


Los ecologistas piden que el documento se anule.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído