04 de marzo de 2010
04.03.2010
 
David Allen Martín
Presidente de la Asociación de Gestión Inmobiliaria 

«Algunos estudios aseguran ya que los precios de los pisos han vuelto a subir»

«En casos muy concretos los bancos han llegado a entrar en competencia desleal con las inmobiliarias»

04.03.2010 | 11:41
«Algunos estudios aseguran ya que los precios de los pisos han vuelto a subir»

Oviedo, José Luis SALINAS
-¿Se están recuperando las ventas de pisos?
-2009 fue un año muy complicado, pero lo que sí estamos palpando en estas primeras semanas de 2010 es un cambio de tendencia. En el sector hay ya un cierto clima de optimismo que está refrendado por datos de diferentes estudios en que se señalan que los precios se están estabilizando, lo que es señal inequívoca de que el mercado está estabilizándose.
-¿Ha sido muy fuerte la caída?
-Es muy difícil aportar datos concretos y los estudios provienen de diferentes fuentes que nunca van a coincidir. Por un lado, están los estudios realizados por los portales inmobiliarios, que se basan en los precios de oferta y no en los finales de venta. Por otro lado, están los estudios del Registro de la Propiedad, que, aunque sí podrían ser más fiables, nos podrían llevar a confusión porque un estudio de 2009 podría incluir operaciones que se hayan suscrito en 2008 o incluso antes.
-¿Y cuál es la percepción entre los profesionales del sector?
-La percepción que tenemos los agentes inmobiliarios es que el cliente que entra en nuestras oficinas sabe qué puede comprar, es más efectivo y sabe con qué financiación cuenta. En estos últimos años subió la demanda de alquiler porque la restricción de conceder hipotecas por parte de los bancos provocó que el comprador tuviera que buscar otras alternativas para conseguir una vivienda, y lo mismo en el caso del vendedor. El período o plazo de venta de una vivienda se fue ampliando, con lo que el particular buscaba dar salida a su vivienda mediante el arrendamiento.
-¿Ha cambiado la actitud de los compradores ante los vendedores?
-Ha cambiado porque, como decía, saben lo que quieren o lo que pueden comprar y tienen una mayor confianza, porque saben que las empresas poco cualificadas que habían proliferado durante los años de bonanza han tendido a desaparecer.
-¿Hay una mayor tendencia a regatear?
-No es cuestión de regateo. Se ha llegado a hablar de que los precios de viviendas han bajado en un 30 o 40 por ciento. Pero esto sólo se ha producido en algunos casos aislados, en los que por prisas del vendedor por deshacerse de su vivienda tuvo que vender a un precio inferior al del mercado. Hoy en día esas situaciones ya no se dan.
-¿Las inmobiliarias dan ya por acabado el ajuste de precios?
-Lo que indican los datos de enero y febrero es que los precios se han estabilizado y algunos estudios indican que ya se han estancado e, incluso, otros apuntan a que han vuelto a subir hasta un punto.
-Los expertos coinciden en que la crisis inmobiliaria no ha tocado tanto al Principado.
-La crisis financiera que ha afectado al sector inmobiliario en Asturias no se ha sentido tanto en comparación con otras comunidades, como en las que existen grandes ciudades como Madrid o Barcelona, y otras zonas de costa donde se vendieron miles de viviendas y donde llegó a existir especulación.
-Aquí hay una situación particular porque la caída de las ventas no es tan elevada.
-Asturias es una provincia privilegiada por su clima y su orografía. Tiene una zona de costa muy atractiva para el cliente de fuera.
-Su asociación habla de que la crisis ha servido para purgar la falta de profesionalidad del sector.
-Entre el 50 por ciento y dos tercios es el número de agencias que han desaparecido durante la crisis. Desde la liberalización del sector y la época de bonanza aparecieron muchas personas con poca o nula cualificación que se dedicaron a intermediar en la compraventa de viviendas y, lógicamente, en el momento en que llegaron las vacas flacas ese intrusismo, por suerte para todos, desapareció. Si queremos sacar un lado positivo es que la crisis ha ayudado a depurar el sector.
-¿La crisis ha aupado las ventas de vivienda protegida?
-Tanto la vivienda de protección como la de alquiler han tenido una subida estos últimos tiempos, sobre todo por las medidas tomadas por las administraciones públicas en la concesión de diferentes ayudas. En cuanto los bancos comiencen a levantar poco a poco la mano y empiecen a conceder más y más hipotecas, la gente volverá a comprar, porque culturalmente los españoles tenemos la mentalidad de vivir en propiedad.
-¿Aún no fluye el grifo del crédito?
-Los bancos han acumulado muchas viviendas, aunque en Asturias el porcentaje es muy inferior al del resto del país. En algunos casos concretos han llegado a hacer competencia desleal a nuestro sector. El nivel de endeudamiento era muy alto y en el momento en el que los intereses subieron y apareció la crisis muchas familias no pudieron asumir sus deudas. Actualmente, el endeudamiento roza el 30 por ciento. Ha bajado, lo que invita a pensar que el mercado se va a estabilizar.
-¿Queda mucho para acabar con el stock que hay en Asturias?
-Durante el año pasado se vendieron más viviendas de las que se comenzaron a construir. Ahora es un buen momento para comprar. Los precios se han ajustado, los tipos siguen en su mínimo y hay una oferta muy amplia.
-¿Tiran más las ventas de viviendas de segunda mano?
-Está funcionando muy bien porque los particulares se han dado cuenta de que debían ajustar sus precios a la situación real del mercado. La venta más complicada hoy en día es la que se hace sobre plano; la vivienda nueva finalizada sí que está funcionando bien, gracias a los acuerdos entre los constructores y algunas entidades financieras.
-¿Aún hay miedo por parte de los compradores para adquirir una vivienda que aún se esté construyendo?
-Sí. Es, en cierta medida, lógico, porque ciertos promotores han acumulado desde que comenzó la crisis mucha vivienda terminada.
-¿Cuáles son los objetivos de su asociación?
-Queremos conseguir una profesionalización del sector a través de acciones formativas, y, por otro lado, crear en Asturias un código de buenas prácticas para los agentes inmobiliarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook