20 de marzo de 2010
20.03.2010
La Nueva España
Sólo para trenes de viajeros

El PP y los ingenieros aplauden el cambio en la Variante

IU reclama explicaciones al Principado y a Fomento, «que defendieron durante tres años su uso también por los mercancías»

20.03.2010 | 01:00
Vista aérea de los emboquilles del túnel en la vertiente asturiana de la variante.

El anuncio de que los trenes de mercancías no utilizarán la variante de Pajares ha causado satisfacción en el PP y en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, pero indignación en IU, que mantiene su defensa del tráfico ferroviario mixto. Tanto el Gobierno asturiano como el PSOE rechazaron valorar la decisión del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), desvelada por la sociedad pública responsable de las obras de la Variante el pasado jueves, a preguntas de LA NUEVA ESPAÑA, después del calado del túnel de Los Pontones Oeste.

La decisión del Adif supone un cambio sustancial sobre lo anunciado por el ministro José Blanco: una Variante apta para trenes AVE de pasajeros de ancho internacional y de mercancías de ancho español. Los dos tipos de tráficos se combinarían gracias a vías con un «tercer hilo» (tres raíles), de forma que ambos tipos de trenes compartirían sólo uno de ellos. Ahora el Adif asegura que los trenes de mercancías seguirán pasando por Pajares y que la Variante tendrá vías de ancho internacional, aunque preparadas para que en un futuro se pueda añadir el «tercer hilo» si Fomento lo considera conveniente.

Este giro inesperado ha sentado muy bien al presidente del PP asturiano, Ovidio Sánchez, quien se congratula de que el Adif haya seguido «la línea que nosotros defendimos ya el año pasado». Sánchez explica que su grupo pidió en numerosas ocasiones que el tráfico de mercancías, más pesadas y lentas, se siguiera efectuando por Pajares.

«Es de sentido común; es mucho más costoso y de peor calidad el hacer el tráfico mixto», indica Ovidio Sánchez, quien subraya que, de esta manera, también se logra el objetivo de mantener abierto y en uso un tendido histórico en la red de ferrocarriles asturianos. El PP duda, sin embargo, de que la Variante se pueda poner en servicio en 2012. «Los retrasos son muy difíciles de recuperar», sostiene Sánchez.
Fernando González Landa, decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, considera que la postura del Adif es «una buena noticia para todos los asturianos». El colegio encargó en su día un estudio en el que los expertos concluyeron que el paso de convoyes de mercancías por la misma línea que los pasajeros dificultaría mucho la conservación y la explotación de las vías. «Estamos totalmente de acuerdo con el Adif, porque es la solución más racional, es la mejor que se podía adoptar», asegura González Landa.

Frente a la satisfacción del PP, Jesús Iglesias, coordinador de IU en Asturias, mostró su disgusto con el anuncio del Adif, que calificó de «muy poco riguroso». Iglesias reclama al Ministerio de Fomento que dé explicaciones públicas de este cambio de parecer, «tras largo tiempo defendiendo un tráfico mixto, y pasando ahora de repente a apoyar la opción que siempre respaldó el PP, paradójicamente».
Para el coordinador de IU, estos cambios «no se pueden hacer sin una argumentación seria a los asturianos, porque afecta a muchas expectativas que se habían creado». Iglesias cita el uso del tendido de Pajares por parte de Feve, una de las posibilidades que se habían planteado cuando se anunció que las mercancías dejarían de usar el viejo trazado y pasarían a viajar por la Variante. IU anuncia que, si Fomento no explica este giro, «exigiremos en el Congreso que se dé cuenta de esta nueva situación». Algo que, a su juicio, «también debería hacer el Gobierno regional».

Antonio Pino, secretario regional de CC OO, tampoco se muestra muy convencido del cambio: «Lo mejor es que se compatibilicen los dos usos, ya que algunas empresas tienen algunas dificultades para hacer circular su volumen de mercancías por Pajares, un tramo con más de setenta túneles, algunos de ellos del siglo XIX». Para el sindicalista, «las frecuencias de Alta Velocidad tampoco son tantas como para que no pueda compatibilizarse con el tráfico de mercancías».
Pero a Pino, más que estas cuestiones técnicas, lo que le preocupa son los plazos. «Hace falta mantener esa obra y otras para mantener el empleo, y si, como parece, los plazos no son fiables, se puede retrasar la incorporación de Asturias a unos cauces normales de desarrollo económico y social».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído