24 de abril de 2010
24.04.2010

Quirós deja resaca

El PP y varios expertos critican que el Consejero de Salud justifique que Asturias sea la única autonomía que permite el alcohol a los 16 años porque hay «menos borracheras»

24.04.2010 | 02:00
«Botellón» de jóvenes en la plaza Hermanos Orbón de Avilés.

Oviedo, L. Á. VEGA

Las declaraciones del consejero de Salud, Ramón Quirós, minimizando el efecto de elevar la edad legal de consumo de alcohol de los 16 a los 18 años han dejado resaca. El PP las califica de «intolerables» y más graves si cabe por proceder de una persona que «debe velar por la salud de los asturianos», en palabras del diputado regional Carlos Galcerán. Los expertos claman de nuevo por elevar la edad legal para consumir alcohol a los 18 años.


Quirós afirmó que hay «menos borracheras» entre los jóvenes asturianos que en el resto del país, pese a que está permitido beber desde los 16 años. También dijo que el resto de las regiones, pese a haber elevado la edad legal a los 18, no han experimentado mejoras apreciables. En estas comunidades, como en Asturias, la edad de inicio en el consumo sigue situándose en los 13 años. En definitiva, el Consejero aseguró que la homogeneización de la legislación, reclamada por la delegada del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, durante la inauguración de las XXXVII Jornadas de Socidrogalcohol en Oviedo, «es irrelevante» y «no aporta ningún valor añadido».


El fiscal antidroga de Asturias, José Perals, prefirió ayer no pronunciarse sobre las declaraciones. Fuentes de la fiscalía manifestaron, sin embargo, que Perals sigue defendiendo la elevación de la edad legal del consumo a los 18 años, tal como hizo público a mediados del año pasado. Perals estimaba que había que cambiar la ley no sólo para encarar un grave problema de «salud pública», sino también por «coherencia jurídica», puesto que Asturias era (y aún es) la única región que permitía el consumo a los 16 años. En aquel momento Perals llamaba la atención sobre el hecho de que Asturias se rigiese por una ley de 1990, que estableció el límite de consumo en los 16 años por ser ésta la mayoría de edad penal. Sin embargo, esa mayoría se elevó en 2005 a los 18 años, por lo que ése debería ser el límite para comprar y consumir alcohol.


Desde un punto de vista médico, el asunto tiene aún menos discusión. «El consumo de alcohol por menores es un tema serio, en absoluto baladí. El alcohólico crónico ha pasado a un segundo plano y ahora tienen más problemas los bebedores de fin de semana», indicó Pablo Herrero, médico de urgencias del Hospital Central. «Las intoxicaciones etílicas de niños de 13 y 14 años se mantienen. Todos los años tenemos un par de sustos graves», afirmó. Por ello, sería «oportuna» una elevación de la edad legal de consumo.


El diputado regional del PP Carlos Galcerán, también médico, aunque forense, fue duro con el Consejero. «Ha perdido el norte. Uno de los elementos clave en la prevención de las adicciones es la demora en el contacto con la sustancia tóxica. En las personas jóvenes, que están en proceso de formación, el daño sobre el sistema nervioso es irreparable. Por eso es una aberración y una irresponsabilidad que Asturias sea la única comunidad que mantiene los 16 años como edad legal de consumo», indicó. Galcerán presentará una proposición no de ley ante la Junta para debatir este asunto.


Los psiquiatras tampoco tienen dudas. «"Botellón" en Asturias hay mucho, no sé si más o menos que en otras regiones. Si se elevase la edad legal a los 18 años, se ganarían dos años cruciales. Antes recibíamos alcohólicos a los cuarenta y pico años. Ahora llegan a los veintitantos. Elevando la edad legal se evitan dos años de pérdida de buenas costumbres», afirmó Ángel García Prieto. Para este psiquiatra, «las declaraciones son sorprendentes, pero el Consejero nos tiene ya acostumbrados».


El psiquiatra Julio Bobes, presidente de Socidrogalcohol, sin entrar a valorar las opiniones de Quirós, insistió en una idea que repite habitualmente: «No tengo duda de que hay que elevar la protección de los jóvenes frente a los neurotóxicos. El alcohol a determinadas edades produce una poda a nivel neuronal, lo que supone un despilfarro en un país tan necesitado de neuronas. No me quedaría cómodo ante lo que está sucediendo», indicó.

«Quirós ha perdido el norte. Un elemento clave en la prevención es la demora en el contacto»


<Carlos Galcerán
>

Diputado regional del PP


«Las intoxicaciones etílicas de niños de 13 y 14 años durante el fin de semana se mantienen»


<Pablo Herrero
>

Médico de urgencias del Hospital Central


«Las declaraciones de Quirós son sorprendentes, pero el Consejero nos tiene ya acostumbrados»


<Ángel García Prieto
>

Psiquiatra


«No tengo duda de que hay que elevar la protección de nuestros jóvenes frente a los neurotóxicos»


<Julio Bobes
>

Psiquiatra

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído