15 de mayo de 2010
15.05.2010
 

Los alcaldes, dispuestos a bajarse el sueldo en función de los ingresos de sus municipios

«No es lo mismo lo que cobra un ministro que lo que percibe el regidor de un ayuntamiento de 500 habitantes», indica la Federación de Concejos

15.05.2010 | 02:00

Oviedo, Pablo GONZÁLEZ


Las corporaciones municipales asturianas están dispuestas a sumarse a los recortes anunciados por José Luis Rodríguez Zapatero rebajando el sueldo de los alcaldes y concejales. De todas formas, el recorte, matizan, deberá ser proporcional a los ingresos y teniendo en cuenta que el sistema de retribuciones no es igual en todos los consistorios de la región. Todo para dar ejemplo ante la necesidad de recortar el déficit público y en solidaridad con los funcionarios, que verán reducidos sus sueldos una media de un 5%.


Así, al menos, lo entiende Juan Fernández Pereiro, presidente de la Federación Asturiana de Concejos (FACC) y alcalde socialista de Valdés. Pereiro considera «pertinente que los cargos públicos locales contribuyan con un recorte de sus retribuciones al plan de ahorro». La intención de Zapatero, tal y como anunció el miércoles, es la de recortar un 15 por ciento su sueldo y el de todos los altos cargos del Gobierno de España. Asimismo, la medida podría extenderse al Congreso y el Senado. En el Parlamento asturiano los grupos políticos anunciaron ayer que aceptarán la rebaja de un 15%.


En el caso de los muncipios del Principado, en muchos de ellos hace meses, incluso años, que la contención salarial de sus representantes políticos es una realidad. Y así lo puso de manifiesto Pereiro en su argumentación para entender la necesidad de llevar a cabo este recorte salarial. «Cuando la crisis comenzó a manifestarse casi todos los ayuntamientos congelaron los sueldos y las dietas, si no los recortaron ya», afirmó el responsable de la FACC.


Eso sí, Pereiro tiene claro que en cada Ayuntamiento habrá autonomía de decisión, pero no duda de que todos harán lo posible y darán ejemplo.«Cada ayuntamiento es soberano, pero no me cabe duda que lo vamos a hacer de nuevo, tanto por contribuir al ahorro, como en reprocidad al ajuste de los sueldos de los trabajadores públicos», señaló Fernández Pereiro.


En cuanto a las fórmulas que hay que seguir o si el porcentaje a reducir será también del 15 por ciento, la FACC prefiere esperar a ver cómo el Gobierno central articula las medidas, al tiempo que subraya que no todas las realidades municipales en la región son las mismas. «Hay que esperar a ver cómo lo hace el Gobierno de España para trasladarlo de forma homogénea», manifestó Pereiro que sentenció. «No es lo mismo el sueldo de un ministro que el de, por ejemplo, el alcalde de Valdés. Ni el de un alcalde de un concejo con 500 habitantes, al de uno con 100.000 habitantes».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas