19 de mayo de 2010
19.05.2010

Existe solución: un gobierno popular

El alcalde de Oviedo critica el ajuste económico anunciado por el presidente Zapatero

19.05.2010 | 02:00
Existe solución: un gobierno popular

El gobierno socialista no puede recortar los ingresos de los ciudadanos mientras no demuestre que ya no puede recortar de sus propios gastos. Zapatero debe recortar sus gastos en Ministerios inútiles, altos cargos y subvenciones en vez de recortar los derechos sociales de los españoles.

Los pensionistas y los funcionarios tienen derecho a saber qué va a hacer Zapatero con sus pensiones y sus sueldos.

Zapatero ya ha malgastado una vez el dinero de los españoles en planes inútiles y propagandísticos, como los 13.000 millones del «Plan E».

Zapatero no ha propuesto medidas para incentivar la economía y el empleo. Los jubilados que han pagado su Seguridad Social tienen derecho a cobrar sus pensiones. Cuando la Seguridad Social tiene superávit, la congelación de las pensiones contributivas no tiene justificación.

La congelación propuesta supone una bajada real de las pensiones de nuestros jubilados, que pierden poder adquisitivo.

Las medidas de Zapatero son:

Improvisadas: tras una semana, no se conoce el alcance de los recortes.

Impuestas: no se han consultado con los partidos ni los agentes sociales.

Injustas: se quita dinero a los más débiles.

Insuficientes: no incentivan ni el empleo ni la economía.

El PP exige:

Claridad y previsión en las medidas del gobierno socialista.

Recortar el gasto del Gobierno y no de los ciudadanos.

Buscar fórmulas menos drásticas para el recorte de los salarios de los funcionarios.

Un plan a dos años con medidas que incentiven el crecimiento de la economía y la creación de empleo.

El PP propone:

Reducción del gasto superfluo como Ministerios inútiles, duplicidades en las administraciones, etc.

Reducción de las subvenciones a los partido políticos, sindicatos y patronal.

Reformas estructurales de la economía: reforma laboral, reforma del sector financiero y de la administración pública.

Zapatero es el presidente del paro, de la subida de impuestos y de los recortes sociales: ahora sólo le queda ser el presidente que imponga el despido libre en España.

La solución a la crisis de España será del mismo partido que en los años de gobierno de Aznar ha traído empleo, prosperidad y un prestigio que Zapatero ha pulverizado en dos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine