22 de mayo de 2010
22.05.2010
40 Años
40 Años
 

Un órgano molesto

Los miembros propuestos por PP e IU ven ineludible incluir una valoración de la situación del sector público, pero el síndico mayor lo rechaza

22.05.2010 | 02:00

Oviedo, L. Á. VEGA
La Sindicatura está encontrando problemas de consenso para presentar su preceptiva memoria anual del año 2009. Los síndicos discrepan respecto a la inclusión en esta memoria de una valoración de los defectos del sector público y de las medidas para corregirlos, lo que podría introducir en el texto críticas al Gobierno del Principado.

Un primer borrador de la memoria anual ya ha sido elaborado por la secretaria general, Rosa Zapico Fueyo, y sometido a los síndicos. Dos de ellos, Mercedes Fernández, propuesta por el PP, y Antonio Arias, por IU, se opusieron a ratificarla en los términos presentados, al entender que tenía un carácter meramente estadístico, y debía dársele ineludiblemente cierto contenido de cara a mejorar la gestión de las administraciones regional y local. Estos síndicos entienden que la inclusión de un análisis de los defectos del sector público viene obligado por los artículos 15 y 17 de la ley de la Sindicatura de Cuentas.

Sin embargo, el Síndico Mayor, Avelino Viejo, se opone a que se incluya el citado análisis, según indicaron fuentes de la Junta General. Viejo, propuesto por el PSOE, «no quiere complicaciones», según estas fuentes. Por este motivo, la memoria continúa empantanada, puesto que debe ser ratificada por los tres síndicos.

La Sindicatura de Cuentas tiene obligación de presentar en los tres primeros meses del año una memoria anual de sus actividades a lo largo del ejercicio anterior, que debe ir acompañada de un análisis global de las conclusiones derivadas de la acción fiscalizadora, así como de la propuesta de las medidas que considere apropiadas para la mejora de la gestión económico-financiera del sector público autonómico.

La memoria debe ir acompañada además de los informes de fiscalización aprobados por la Sindicatura de Cuentas a lo largo de 2009. Entre ellos podría contarse, por ejemplo, el informe definitivo de fiscalización de las cuentas regionales de 2008, en la que se considera conveniente que el Principado de Asturias aumente el control de la contratación administrativa para evitar desviaciones en los plazos y en los presupuestos de adjudicación, así como para velar por la objetividad en los criterios de adjudicación.

El Síndico Mayor tiene pendiente una comparecencia ante la Junta General del Principado para dar cuenta de los trabajos de fiscalización de las obras del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El PP calificó recientemente de «impresentable» el sobrecoste en la construcción de este centro hospitalario, «que supera el 44 por ciento», según el presidente regional del partido, Ovidio Sánchez.

Creación

La Sindicatura de Cuentas, integrada por tres síndicos, fue creada el 21 de abril de 2005, con el fin de fiscalizar la actividad económico-financiera del sector público autonómico y velar por su adecuación a los principios de legalidad, eficacia y eficiencia.

Polémicas

Cada informe o solicitud de la Sindicatura ha ido seguido de cierta polémica, como, por ejemplo, cuando pidió las cuentas de Sogepsa. También ha encontrado dificultades para llegar a toda la información requerida al Gobierno regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook