10 de septiembre de 2010
10.09.2010
Consecuencias de las restricciones del Ministerio de Economía

Oviedo es el único gran concejo asturiano en riesgo de quedar sin créditos en 2011

La capital reconoce un índice de deuda global del 81%, mientras que Gijón no llega al 65%, Avilés se sitúa en el 35% y Siero ronda el 69%

10.09.2010 | 02:00

Oviedo, José A. ORDÓÑEZ

Oviedo es el único gran concejo asturiano que se reconoce en riesgo de quedar fuera del nuevo modelo de endeudamiento municipal que plantea el Gobierno para el próximo ejercicio. En contra de lo que había anunciado en un primer momento, la ministra de Economía, Elena Salgado, aseguró el martes que las Administraciones locales sí podrán acudir a créditos en 2011, pero sólo aquellas cuyo volumen total de deuda viva no supere el 75 por ciento de los ingresos corrientes. A falta de que el Ejecutivo «detalle los criterios para determinar qué ayuntamientos podrán ir a créditos y cuáles no», el teniente de alcalde de Oviedo, el popular Jaime Reinares, reconoció ayer que el índice global de endeudamiento del ayuntamiento es del 81 por ciento. «No tenemos claro que estemos entre los municipios que puedan pedir créditos en 2011», afirmó.

En cambio, el edil de Hacienda del Ayuntamiento de Gijón, Santiago Martínez, del PSOE, garantiza que el municipio cumple los requisitos para beneficiarse de la amnistía anunciada por la vicepresidenta del Gobierno. «Con el ejercicio de 2009 ya cerrado, estamos en un índice de endeudamiento que no llega al 65 por ciento», señaló Martínez, quien defiende la decisión de Salgado porque, a su juicio, «está claro que no todos hemos generado la misma deuda y, por ello, no todos debemos ser tratados de la misma forma».

La alcaldesa de Avilés, la socialista Pilar Varela, también asegura que el municipio estará entre los que puedan acudir a la vía crediticia en 2011. Y holgadamente. Según sus datos, el índice de endeudamiento municipal es del 35,8 por ciento, situación de bonanza que relaciona directamente con los ingresos extraordinarios de 38 millones de euros que recibió el Consistorio el pasado año y que, en parte, fueron destinados a amortizaciones.

Tampoco Siero debería estar entre los municipios a los que se les corte el grifo crediticio, puesto que su nivel de endeudamiento ronda el 69 por ciento. Mieres también está lejos del máximo que marca la ley y Langreo se queda en un 55 por ciento de deuda. La incógnita está en Carreño, el concejo de Asturias con más deuda por habitante. Este diario intentó contactar ayer en con su alcalde y con la edil de Hacienda, pero no tuvo éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas