20 de octubre de 2010
20.10.2010
La financiación pública
Liquidación de los fondos de la Administración central 

Asturias devolverá al Estado 700 millones por la caída de ingresos a causa de la crisis

El Principado reintegrará más de 500 millones por lo recibido en 2009 y 171 por el ejercicio de 2008

20.10.2010 | 02:00

El Principado tendrá que devolver al Estado en torno a 700 millones de euros para compensar el dinero que recibió de más del sistema de financiación autonómica en 2008 y en 2009. El consejero de Economía, Jaime Rabanal, avanzó ayer que la Administración regional estima que, por lo adelantado el pasado año, tendrá que devolver entre 500 y 600 millones. El conjunto de las autonomías adeuda por esa misma anualidad 20.000 millones de euros, aunque la liquidación definitiva de 2009 se conocerá dentro de 8 meses. La liquidación de 2008, ya conocida, indica que el Principado tiene que reintegrar 171,2 millones al Estado.

El PP asturiano calificó de «alarmante» la situación de las arcas del Principado a partir de 2012, año en el que tendrá que empezar a hacer frente a la devolución de ese anticipo y seguir pagando el desfase del ejercicio anterior. Jaime Rabanal, por su parte, reconoció que será necesario buscar con el Ministerio de Economía y el conjunto de las autonomías «una fórmula mejor» para devolver ese dinero, aunque admitió la dificultad de llegar a esa fórmula por los compromisos del Gobierno central ante la Unión Europea.

La Consejería de Economía confirmó el pasado verano que el desfase entre el anticipo realizado por el Estado en 2008 y la liquidación definitiva de los ingresos por impuestos arrojaba un saldo negativo de 171,2 millones para el Principado. Rabanal realizó ayer la primera estimación del Principado sobre el desfase que con toda seguridad se producirá al hacer la liquidación definitiva de 2009. «Aunque aún es pronto y pueden producirse variaciones, estimamos que la devolución puede situarse entre los 500 y los 600 millones de euros. Me inclino más por la primera cifra, pero no disponemos de la información precisa». Rabanal atribuyó la importancia de ese desfase «no sólo a las previsiones del Gobierno, sino también a cuestiones estrictamente técnicas del funcionamiento del anterior modelo de financiación, que se adaptaba mal a situaciones económicas de crisis y descenso de ingresos».

Ante la contundencia de esa cifra, el diputado popular Ramón García Cañal preguntó si el desfase entre el anticipo a cuenta del Estado y los ingresos definitivos también afectará a la presente anualidad, tras calificar de «tremenda» la situación de la Hacienda del Principado en el corto y medio plazo. «Igual que reconozco la situación de 2009, no creo que en 2010 el balance sea negativo para el Principado», respondió el consejero de Economía. Y añadió: «No tendremos problema en 2010 y tampoco en 2011, porque el cálculo con el nuevo sistema de financiación es mucho más ajustado a la situación económica. Tenemos un problema con los anticipos de 2008 y 2009», respondió el consejero de Economía, quien añadió que «las finanzas del Principado son suficientemente sólidas para integrar, no sin costes, los problemas derivados de la situación ajustada». También aseguró que la devolución tendrá un impacto asumible en la elaboración del próximo presupuesto, donde se dejarán de percibir del Estado los primeros 34 millones.

García Cañal, por el PP, agradeció «la sinceridad» de Rabanal acerca de esas previsiones, «pero las cifras son las que son y ustedes en 2009 aprobaron un Presupuesto regional que presumían de que era el más expansivo de toda España y ahora nos dicen que los ingresos han caído de forma tan espectacular». Su compañera en el grupo parlamentario popular Alejandra Cuétara también destacó «el acto de valentía» del Consejero, pero no dudó en calificar de «alarmante» la situación a la que se enfrentan las arcas del Principado. «Hoy, por fin, nos dicen la verdad. A medio y corto plazo habrá que devolver más de 700 millones y hacer frente a lo que se gastó cuando no había dinero: usted nos decía entonces que la previsión era prudente, pero, con el tiempo, nos ha dado la razón. Creo que la situación de la Hacienda de Asturias es alarmante», afirmó.

En su último turno de palabra, el consejero de Economía asumió que para 2012 «habrá que ver con el Ministerio de Economía la mejor fórmula que proceda sobre el exceso de ingresos en 2009». El portavoz de IU, Jesús Iglesias, coincidió con Jaime Rabanal en que el problema, «importante por su volumen», requiere una «solución global» para el conjunto de las autonomías, en la que «el Gobierno central debe ser sensato y asumir su propia responsabilidad. A juicio de Iglesias, el desfase entre el anticipo y los ingresos por impuestos «es el resultado de unas políticas fiscales que han desarmado al Estado de recursos». Iglesias, por último, indicó que confiaba en la «firmeza» del consejero de Hacienda «para que se busque una solución específica».

El portavoz socialista en la Comisión de Economía, Álvaro Álvarez, quiso precisar que el desfase en los anticipos «no es consecuencia del sistema actual de financiación autonómica» ni «responsabilidad directa de la Administración regional». Álvaro Álvarez también consideró «razonable» que se intente el aplazamiento del pago al Estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído