05 de noviembre de 2010
05.11.2010
Modificaciones en la regulación de las familias

Una ley con apellidos polémicos

Los padres separados opinan que la reforma de la ley del Registro Civil genera conflictos, pero las madres creen que será beneficiosa

05.11.2010 | 01:00

Oviedo, L. Á. VEGA

«La posibilidad de cambiar los apellidos creará más conflictos en la pareja», aseguró ayer Luis Manuel López Fidalgo, presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados. Su opinión ilustra el sentir de muchos asturianos, que ayer reaccionaron con cierto encogimiento de hombros ante la decisión del Gobierno de incluir en la ley del Registro Civil la eliminación de la prioridad de apellido paterno frente al materno. Muchos asturianos no acaban de ver esta medida como necesaria, toda vez que esa posibilidad ya existía con anterioridad, puesto que cualquier persona mayor de edad podía solicitar el cambio de apellidos en el Registro Civil sin mayores problemas.

En el lado contrario, la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas considera muy positiva la medida, puesto que ayuda a un colectivo con dificultades económicas, en ocasiones totalmente desamparado debido al impago de pensiones y forzado a un mayor esfuerzo para sacar adelante a los hijos. El hecho de que se considere como numerosas a estas uniones familiares les permitirá acceder a beneficios como descuentos, becas y otro tipo de ayudas arbitradas por el Estado.

Hace unos veinte años no era tan fácil, según asegura el abogado avilesino Juan Carlos Payer Ramírez, quien profesionalmente atendió alguno de estos casos. «Era necesario cursar una petición al Consejo de Ministros, que tenía que autorizarlo. Además, era necesario cambiar el nombre en diferentes órganos, como la dirección de Tráfico», indicó.

Un auténtico lío de papeles. Para el letrado, los cambios del Registro Civil son lógicos, aunque rompen una tradición histórica. Para Payer, la modificación se justifica por «la obsesión del actual Gobierno con la igualdad, no por el hecho de que fuese reclamado por un amplio número de personas». En el caso de este abogado, él mismo se cambió el apellido hace unos años, con la intención de salvar el apellido Payer, de origen alemán y que había llevado su familia durante tres generaciones.

En la mayor parte de los casos es ése el objetivo que se busca con el cambio de apellidos, salvar un «cognomen» poco usual que se perdería en caso de aplicar la tradición de transmitir únicamente el apellido paterno. El ovetense José Ramón Telenti Vázquez pretendía «salvar» el apellido de su madre, menos común que el de su padre. «Además, el de mi madre era un apellido más conocido», indicó. Telenti indicó que la reforma le parece bien, aunque ahora el cambio de apellido no era tan complicado como hace unos años, cuando era necesario abrir un expediente.

Con la nueva legislación será posible inscribir a los recién nacidos con el apellido de la madre antepuesto al del padre. El asunto puede traer conflictos. El propio legislador es consciente de ello y establece que en caso de falta de acuerdo entre los padres se inscribirán los apellidos por orden alfabético, una solución salomónica que condena a los apellidos más retrasados, como se encarga de indicar Luis Manuel López Fidalgo, presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados.

Para López Fildalgo, los cambios parecen destinados a crear conflictos en el seno de la pareja. «Hay cosas más importantes sobre las que legislar», añadió el presidente de la asociación. «Era una medida reclamada por muy poca gente».

La otra gran iniciativa aprobada en relación a la familia, a petición de IU, formación política que denuncia que ya debería haberse aplicado desde hace tres años, es la de considerar como familia numerosa a aquellas formadas por un solo padre o madre con dos hijos a su cargo. Para Luis Manuel López, «es una vuelta de tuerca más respecto a la actual situación». Y es que, según su opinión, «las ganancias van a ir hacia un solo lado de la pareja, el de quienes obtienen de forma generalizada las custodias de los hijos». López indicó que, en Asturias en más del 90% de los casos se concede la custodia a la madre, por lo que los hombres separados apenas se beneficiarán de esta medida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook