27 de noviembre de 2010
27.11.2010

La función pública, según Fernández

l La gestión de la Administración l Las propuestas de la precampaña
El candidato socialista plantea una reforma de la Administración basada en «igualdad, mérito y capacidad» para «desterrar los tópicos de ineficacia»

27.11.2010 | 01:00
Javier Fernández.

Oviedo, J. E. M.


«Es el momento de que la Administración pública ocupe la atención de la acción política de tal forma que se lidere una verdadera transformación estructural y funcional de la misma. No estamos hablando de reformas parciales en respuesta a una situación coyuntural, sino de una acción integral para configurar a las organizaciones públicas como un verdadero recurso para el desarrollo de las políticas públicas que la sociedad asturiana necesita», recoge el documento de trabajo programático elaborado por la Federación Socialista Asturiana de cara a las próximas autonómicas. El documento no está cerrado aún.


Ese, el de la reforma de la función pública, es uno de los objetivos más destacados que se ha marcado para desarrollar en la próxima legislatura el candidato socialista, Javier Fernández.


«Consideramos necesario un plan de reforma de la Administración pública asturiana fruto de la reflexión y el consenso entre los agentes socioeconómicos», sostiene el PSOE, que con este planteamiento ha logrado atraer el interés de los empresarios asturianos, preocupados por la creciente cifra de funcionarios y por la eficiencia y eficacia de este cuerpo. El proyecto de modernización del funcionariado es uno de los que más gustan en la sede de la Federación Asturiana de Empresarios. Los socialistas lo plantean en tres frentes. Primero abogan por un cambio de las estructuras administrativas, diferenciando las vinculadas al Gobierno de las destinadas a la prestación de servicios públicos. En segundo lugar pretenden incrementar los valores de responsabilidad por la gestión, la optimización de los procesos de trabajo y de evaluación de los resultados de forma que se incremente la transparencia y la rendición de cuentas a una ciudadanía que será invitada a participar más en los asuntos públicos. El tercer frente se refiere a las personas, a los propios funcionarios. «Los funcionarios y el conjunto de los empleados públicos son los servidores públicos y por tanto el capital más importante que tiene nuestra sociedad», incluye el documento socialista. Para los funcionarios, la organización de Javier Fernández propone «desterrar definitivamente los tópicos de la ineficacia y despreocupación que frecuentemente se les adjudica a los empleados públicos». Una vía para caminar en esa dirección es, según el mismo documento, que «el proceso de selección debe atenerse escrupulosamente a los criterios de acceso a la función pública» que se enumeran como «igualdad, mérito y capacidad». Ese es para el PSOE de Fernández el «garante de un empleo de calidad y estable». «Es la capacitación la que debe responder a la realidad en cada momento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído