02 de diciembre de 2010
02.12.2010

Cultura destina 12,6 millones al Niemeyer y el Prerrománico se queda con 340.000 euros

La Consejera atribuye a problemas técnicos la demora en la restauración de San Julián de los Prados y San Miguel de Lillo

02.12.2010 | 01:00

Oviedo, M. S. MARQUÉS


Los presupuestos de la Consejería de Cultura para el próximo año que presentó ayer la consejera Mercedes Álvarez representan, según subrayó, «la política cultural pública que Asturias necesita». Se trata de un proyecto económico que dedica 12,6 millones -la inversión más importante del presupuesto- para finalizar las obras del Centro Niemeyer de Avilés y 340.000 euros para el Prerrománico, una cifra similar a la presupuestada para renovar las cubiertas del monasterio de San Pelayo, en Oviedo.


El Prerrománico asturiano, declarado Patrimonio de la Humanidad, lleva años pendiente de necesarias intervenciones, entre ellas la prometida restauración de las pinturas de San Julián de los Prados y San Miguel de Lillo, actuaciones que ya se anunciaron el año pasado, pero que a fecha de hoy no han sido abordadas. Ayer, la Consejera reconoció el retraso, aunque dijo que no se debía tanto a problemas económicos como a dificultades técnicas. «Tenemos el compromiso del Instituto Nacional de Patrimonio de que se hará en cuanto las condiciones del edificio lo permitan». Mercedes Álvarez añadió que la restauración se extenderá a las pinturas de Santo Adriano de Tuñón y San Salvador de Priesca. El Prerrománico contará también con una partida procedente del Ministerio de Cultura de 570.000 euros.


Para explicar el desequilibrio entre las cifras consignadas a unos y otros bienes, Álvarez dijo que se había apostado por priorizar los equipamientos que están en la recta final. Es el caso del Centro Niemeyer o del centro de Tito Bustillo. La Consejera subrayó la apuesta por las industrias culturales. «Cuatro consejerías colaboran con el sector, al que se destinan más de 45 millones». El ajuste no pasará factura a «proyectos estratégicos» como la Casa de Cultura de Castrillón o el centro de música de Candás.


En promoción cultural habrá 34 millones y para la protección del patrimonio, 14,6, «lo que convierte estos presupuestos en los terceros más elevados jamás destinados al patrimonio cultural», según Mercedes Álvarez. En inversiones habrá 2,7 millones para el centro de Tito Bustillo y 4 para el Museo de Bellas Artes. La política llingüística dispondrá de 2,8 millones, y el Instituto de la Juventud, 2,3. Las políticas turísticas tendrán 15,6 para «reforzar Asturias como destino de calidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído