26 de enero de 2011
26.01.2011
40 Años
40 Años
 

La gran fosa submarina es el hábitat ideal para los cetáceos

26.01.2011 | 01:00

M. MANCISIDOR


La gran fosa submarina transversal a Peñas -el cañón de Avilés- proporciona un hábitat ideal para especies como la marsopa, el calderón, el rorcual común, el cachalote y tres variedades de delfín. Estas son las conclusiones del último estudio realizado en Asturias sobre la situación de esta orden de mamíferos que realizaron los biólogos Arturo Ruano, Paloma Silva y Sergio Solano. La investigación se desarrolló entre 2004 y 2008.


La abundante presencia de estos mamíferos pone de manifiesto la calidad del ecosistema marino de la zona. «Son especies bioindicadoras, la presencia de cetáceos en una zona marina demuestra que es muy rica en todos los sentidos», subrayaron los investigadores el pasado junio cuando dieron a conocer las conclusiones de su trabajo. Entonces precisaron que el cañón de Avilés sería perfecto para organizar visitas en barco con el objetivo de contemplar los cetáceos si no fuese por las malas condiciones del Cantábrico en muchos meses del año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído