05 de febrero de 2011
05.02.2011

La guardería declara a la juez que el director de las Fuentes sabía que había obras ilegales

Varios funcionarios testifican que en junio pasado ya informaron sobre la construcción en el parque de una casa paralizada por el fiscal en octubre

05.02.2011 | 01:00
La cabaña convertida en casa en las Fuentes del Narcea.

Oviedo, Raquel L. MURIAS


Varios guardas del parque natural de las Fuentes del Narcea fueron llamados a declarar ante la juez de Cangas del Narcea el pasado día 19 de enero en las diligencias previas abiertas a la construcción sin licencia de una vivienda en este espacio natural protegido, una obra que provocó la destitución del director del parque, Emilio González Capitel. Los guardas aseguraron ante la juez que el director del parque era «conocedor» de la construcción ilegal y que, además, «había estado allí y tenía conocimiento de las obras desde finales de julio o principios de agosto y que manifestó a otra guarda que la obra no era competencia del parque», aseguró uno de los guardas en su declaración.


La casa levantada en el parque natural es propiedad del editor madrileño José Manuel Reyero, especializado en temática medioambiental. La obra quedó paralizada el 13 de octubre por orden de la Fiscalía de Medio Ambiente, que fue alertada por uno de los guardas, y según la declaración de varios guardas ante la juez, meses después de que González Capitel tuviera conocimiento de ello.


Reyero, en declaraciones a LA NUEVA ESPAÑA, aseguró que prefería no hacer valoraciones sobre el caso. Sólo añadió: «Espero y confío en que todo se resuelva lo antes posible y de la mejor forma y manera para todos». Reyero, que ha trabajado para diferentes entidades conservacionistas, tiene una empresa que prestó servicios de asesoramiento al Club Reservas de la Biosfera, entre las que se encuentra el territorio del parque de las Fuentes. El Principado destituyó a González Capitel el pasado 26 de enero.


Fue la Fiscalía de Medio Ambiente de Asturias, encabezada por Joaquín de la Riva, la que ha decidido llevar este caso ante los tribunales. Según las declaraciones de los guardas ante la juez, los responsables de la Consejería de Medio Ambiente fueron informados en julio de que se estaba levantando una casa en terrenos del parque natural, en un espacio de especial protección por ser zona osera y de urogallos. Al mes de iniciarse los trabajos, un guarda informó al director del parque de la situación. Sin embargo, la obra no quedó paralizada hasta el pasado mes de octubre, cuando el fiscal de Medio Ambiente instó al Principado a tomar medidas.


Desde el momento en que LA NUEVA ESPAÑA destapó el caso, comenzó un cruce de acusaciones entre el Principado y el Ayuntamiento de Cangas del Narcea, que se atribuyeron mutuamente las competencias para detener la obra. La Consejería de Medio Ambiente abrió una investigación interna sobre esta construcción ilegal y aseguró que su actuación había sido «por el libro». El consejero de Medio Ambiente, Francisco González Buendía, sopesó, ya en noviembre, la «destitución fulminante» de González Capitel en caso de demostrarse que era conocedor de la obra y que no había tomado ninguna medida para detenerla.


A pesar de la defensa que el Principado hace de su actuación en el caso, el PP asegura que el Principado sólo actuó cuando «se dieron cuenta de que la Comisión de Urbanismo y Ordenación Territorial (CUOTA) inició el procedimiento». Por su parte, desde el Ayuntamiento de Cangas del Narcea, el alcalde José Manuel Martínez (ex de IU), que tenía competencias para parar la obra, reconoció que actuó cuando tuvo conocimiento del caso a través de la CUOTA y del fiscal de Medio Ambiente. El «Boletín Oficial del Principado» publicó ayer la plaza vacante de director del parque de las Fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído