02 de mayo de 2011
02.05.2011
La puja en Cornellana

El Principado subasta un «campanu» falso, denuncian los pescadores del Narcea

La sociedad Las Mestas llevará a los tribunales la captura efectuada por el ribereño valdesano Alberto Fernández, que vendió por 6.000 euros a una empresa gallega un salmón de 5,8 kilos

02.05.2011 | 02:00
El Principado subasta un «campanu» falso, denuncian los pescadores del Narcea

El más barato de los últimos años

Cornellana / Oviedo,

Lo que tendría que ser un día de fiesta para los aficionados a la pesca en Asturias, el día de la subasta del «campanu» -el primer salmón de la temporada de pesca con muerte- quedó ayer enturbiado por la sospecha de que podría tratarse de un «campanu» fraudulento. La sociedad de pescadores Las Mestas del Narcea, una de las mayoritarias de Asturias, estudia denunciar al Principado por dar validez a esta captura y subastar como el «campanu» el pez que el ribereño valdesano Alberto Fernández precintó a las siete menos cinco de la mañana en La Rodriga (Salas). Este ejemplar de 5,8 kilos y 78 centímetros se adjudicó por seis mil euros a una empresa gallega de montajes en la puja celebrada en Cornellana. Alberto Fernández restó importancia a la denuncia de Las Mestas. «Son las habladurías de todos los años, no hay que darle más importancia», declaró. El guarda mayor del Narcea, Urbano Carbajal, descarta que se hubiera producido ninguna irregularidad: «la captura no ofrecía ninguna duda».

La voz de alarma la dieron varios pescadores de Las Mestas del Narcea, que aseguran que es «imposible» que Alberto Fernández, un afamado pescador, haya sacado a las siete menos cinco de la mañana el «campanu» en el pozo La Hortona del Narcea. «Éramos un grupo de gente los que llevábamos pescando allí desde las seis y cuarto de la mañana y nadie sacó ningún salmón, seguro. Además, nadie vio al pescador y estamos hablando de una zona de no más de cien metros, donde nos vemos todos», explica un representante de Las Mestas que probó suerte en La Hortona a primera hora. Esta sociedad, con más mil doscientos socios, ya ha puesto el caso en manos de sus abogados. Creen que Alberto Fernández podría haber pescado el salmón en el Esva e ir a precintarlo en La Rodriga porque «siempre se puja más por él si es del Narcea», denuncian.

Esta sociedad se muestra molesta con los responsables del Principado a quienes acusan de «no haber querido comprobar la autenticidad del primer salmón». Explica Celestino Pérez, presidente de Las Mestas, que «cuando a las diez y media de la mañana nos dijeron que habían sacado el "campanu" en La Hortona no nos lo podíamos creer. Ninguno de los pescadores que llevaban allí desde las seis y media de la mañana habían visto nada».

Eran las once menos cuarto de la mañana cuando desde esta sociedad avisaron al guarda mayor del Narcea, Urbano Carbajal, que había sido el encargado de precintar el pez. Le pidieron que bajase al río «para comprobar con los testimonios de todos los pescadores que ese "campanu" no era real», matiza Celestino Pérez. Sin embargo, Carbajal descarta que se hubiera producido un fraude. «Nosotros hicimos nuestro trabajo cumpliendo con la legalidad escrupulosamente. El pescador llegó al precinto y tomamos muestras de la sangre y de las escamas. El animal estaba fresco y recién pescado», indicó el guarda mayor. «Después, bajamos con él al río a comprobar donde lo había pescado y la zona estaba pateada. Además, no había nadie más pescando allí». Urbano Carbajal añade que «los pescadores pueden tener su opinión, pero para nosotros el salmón no ofrecía ninguna duda».

Desde Las Mestas del Narcea también pusieron al corriente al Principado de sus dudas sobre el «campanu» y solicitaron que para corroborar que el salmón se había pescado en el Narcea «deberían hacer una necropsia del animal que desvelase genéticamente de qué cuenca era y aplazar la subasta hasta las cuatro de la tarde».

José Castro do Pazo, de la empresa gallega de montajes ODL, que aparece en el centro de la imagen entre el pescador que sacó el primer salmón Alberto Fernández y la viceconsejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, se hizo ayer con el «campanu» más barato de los últimos años. En la subasta celebrada a la una de la tarde de ayer en Cornellana se dejó notar, según los entendidos, el efecto de la crisis económica. En 2007, antes del estallido de la crisis, se pagaron 18.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído