22 de agosto de 2011
22.08.2011
 

Las compañías privadas asturianas recortan el 5,2% su inversión en I+D por la crisis

La contratación de investigadores crece el 5%, el doble que la media nacional l El CES alerta de la falta de jóvenes para el relevo generacional en el mundo laboral

22.08.2011 | 02:00

Oviedo, M. MARTÍNEZ

La inversión en investigación y desarrollo (I+D) se redujo en Asturias con la crisis el 1,5% en 2009 (último dato disponible), hasta 226,2 millones de euros, según el informe del Consejo Económico y Social (CES). Una caída muy superior a la media nacional, que se situó en el 0,8 por ciento. El retroceso se debió fundamentalmente a los recortes por parte del sector empresarial, mientras que la Administración pública y la Universidad lo incrementaron. Un dato muy positivo es que aumentó el número de personas contratadas para la investigación, duplicando su incremento la media nacional.


El sector empresarial redujo su inversión en I+D un 5,2% como consecuencia de la crisis, mientras que la Administración pública incrementó su apuesta un 5,3% y el sector de enseñanza superior lo hizo otro 0,3%. Estos dos últimos porcentajes siguen, de todas formas, muy alejados de las medias nacionales, que registraron un incremento del 9,5% en el primer caso y del 3,2% en el segundo.


Estos cambios en la participación en I+D ha provocado también modificación en la estructura de participación. Así, el sector de la enseñanza universitaria en Asturias la ha incrementado al 41,4%, frente al 27,8% de la media nacional. La tasa se iguala, prácticamente, con la del sector empresarial, cuya cuota de participación se sitúa en el 41,5% del total. En este caso, por debajo de la media nacional, que es del 51,9%.


El retroceso de la economía como consecuencia de la crisis ha propiciado que la estadística revele un ligero aumento en la intensidad del gasto, que llegó al 1% del PIB regional, según el CES. La media del país es del 1,38%.


Un dato positivo es el incremento del número de personas ocupadas en I+D, que en el informe se destaca porque supuso un avance del 5% interanual. Una tasa que duplica la media de avance nacional en este sentido.


El gasto en innovación tecnológica también sufrió un importante recorte en 2009 (últimos datos). Según el informe del CES, el descenso fue del 29,2%, que supone 243,4 millones de euros. «Esta cifra equivale al 1,4% del gasto español, cuyo retroceso fue menor, del 11,5%», subraya el estudio.


El informe del CES también revela que, a medio plazo, no habrá jóvenes para realizar el relevo generacional en el mundo laboral. «El análisis del envejecimiento, a través de los indicadores de reemplazo, pone de manifiesto las dificultades que tendrá la región, en el medio plazo, para sustituir a sus cohortes de trabajadores y de madres, lo que sin duda tendrá repercusiones sobre el mercado de trabajo y la natalidad», advierte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook