05 de octubre de 2011
05.10.2011
La Nueva España

Cascos anuncia un recorte de 156,8 millones «que no tiene por qué ser el último» este año

La mayor parte del ajuste sale de aplazar obras e inversiones plurianuales, 67 millones, y de refinanciar la deuda de este año, 33,6 millones

05.10.2011 | 02:00

Oviedo, J. A. ARDURA

El presidente del Gobierno regional, Francisco Álvarez-Cascos, cifró ayer en 156,8 millones de euros el volumen del primer gran recorte de su Gobierno y no descartó que sean necesarios nuevos ajustes antes de final de año para que el presupuesto regional se ajuste al techo de déficit del 1,3 por ciento acordado en el Consejo de Política Fiscal Financiero. El «tijeretazo», que se suma a los casi cinco millones de euros que el nuevo Ejecutivo ahorró con la reducción de consejerías, direcciones generales y servicios del Principado, no afectará a los servicios sociales, la sanidad y la educación, según sostuvo Cascos, que calificó de «prescindible» el gasto que supone la Radio Televisión del Principado (TPA). Su Ejecutivo acordó ayer cancelar las transferencias por un importe de 11,3 millones de euros al ente público audiovisual, una decisión que aboca a su cierre, de los primeros en todo el país de una televisión autonómica, junto a Baleares (PP).

Álvarez-Cascos explicó que su Gobierno ha optado por tres vías para materializar su primer gran ajuste desde que tomó posesión como presidente del Principado, a mediados del pasado mes de julio. «Hemos hecho un esfuerzo de concentración en gastos corrientes improductivos de cada consejería, hemos reprogramado inversiones y transferencias en proyectos plurianuales sin modificar los plazos y hemos planteado una contención de partidas que no se habían ejecutado en el presente ejercicio», afirmó el Presidente. El nuevo Ejecutivo regional ha concentrado la mayor parte del ajuste en el aplazamiento de los pagos de obras e inversiones plurianuales (más de 67 millones), la refinanciación de la deuda pública correspondiente al presente ejercicio (33,6 millones), la reducción de partidas para actuaciones de desarrollo económico (11,4 millones), y las transferencias a la TPA (11,3 millones de euros), capítulos que en total suman casi 124 millones de euros.

Cascos dejó la puerta abierta a que su Gobierno pueda decidir nuevos recortes del presupuesto de 2011 antes de final de año «en la búsqueda de los objetivos de estabilidad presupuestaria». El presidente del Principado precisó que este ajuste «es el segundo» desde que llegó a la Presidencia del Principado pero, matizó, «que no tiene por qué ser el último» hasta finales de este año. Cascos garantizó que este ajuste, de 156,8 millones de euros, «no afectará a las prestaciones de los servicios sociales, ni de educación ni de sanidad», y matizó que la reprogramación de inversiones no perjudicará a ninguna de las actuaciones que conllevan cofinanciación del Estado en el plan de fondos mineros. En cambio, eludió precisar si las obras pendientes de licitación del Acuerdo por la Competitividad, el Empleo y el Bienestar en Asturias (ACEBA), que ascienden a unos 500 millones de euros, se verán afectadas por el «tijeretazo» acordado ayer por su Ejecutivo. En la documentación facilitada por el Gobierno regional se detalla que el recorte incluirá un plan para la reducción de 300 vehículos oficiales del parque de móvil del Principado, que hasta ahora contaba con 691 coches, así como la supresión de mil líneas de teléfono móvil de las 2.311 contratadas por la Administración regional.

El Presidente justificó la reducción de la partida para la RTPA en los compromisos contraídos por su partido, Foro Asturias, durante la campaña electoral de las autonómicas. El Ejecutivo regional ha decidido recortar «las transferencias corrientes y de capital que recibe como subvenciones para su funcionamiento» el ente público de comunicación. Cascos evitó detallar las transferencias que, hasta la fecha, ha dejado de ingresar la radiotelevisión autonómica, pero hizo hincapié en que el programa de su partido ya se consideraba a la radiotelevisión regional como «capítulo prescindible» frente a «cuestiones intocables» como el bienestar social, la sanidad o la educación. También dijo que su partido está abierto a negociar en la Junta General la reforma de la ley por la que se creó el ente de comunicación.

El Presidente considera que el ajuste decidido supone «un paso necesario en las cuentas» regionales, pero afirmó que la información disponible no permite precisar en qué porcentaje se reducirá el déficit de Asturias, que a 30 de junio se situaba en el 1,37 por ciento sobre el PIB frente al 1,3 por ciento acordado por el Consejo de Política Fiscal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído