16 de febrero de 2012
16.02.2012
 

El Gobierno de Cascos plantea suprimir 180 plazas de funcionario en la Administración

«Es una locura que un Ejecutivo casi en funciones tome decisiones de tanto calado como ésta», afirma el presidente de la Junta de Personal

16.02.2012 | 01:00

El Gobierno regional de Álvarez-Cascos ha decidido suprimir 180 plazas de funcionario en la Administración regional, de las 331 que están sin cubrir. Lo confirmó ayer el director general de Organización e Inspección de la Consejería de Hacienda, Carlos López Graña, en una reunión con los representantes de la Junta de Personal del Principado.

Graña confirmó la existencia de un «expediente de amortización», tras realizar un estudio de las plantillas en el que detectaron 331 puestos considerados como «vacantes puras», es decir, que no están cubiertas ni por personal fijo ni por interinos o trabajadores temporales. El expediente de amortización, añadió, está ya en una fase avanzada de tramitación, concretamente a la espera de alegaciones de las diferentes consejerías del Gobierno, por lo que la amortización de estas plazas podría llegar a aprobarse antes de las elecciones del 25 de marzo.

«Es una locura que un Ejecutivo casi en funciones tome decisiones de tanto calado como ésta», denuncia el presidente de la Junta de Personal, Miguel Ángel González. Fue este organismo quien solicitó la entrevista con el director general de Organización, ante los rumores sobre un recorte en las plazas que ayer vieron confirmado. La Junta solicitó a López Graña que el expediente se paralice, para que sea el nuevo Gobierno quien decida sobre la amortización de estos puestos. Más allá de su petición, Miguel Ángel González considera que la Administración asturiana «no se puede permitir el lujo de perder puestos de trabajo», máxime cuando, sin que estas plazas desaparezcan, «ya notamos que ha bajado la cobertura de los servicios».

Según el presidente de la Junta de Personal, aunque Graña confirmó la existencia del expediente, no dio datos sobre la incidencia que esta amortización tendría por consejerías y sectores de la Administración. Ayer este periódico trató, sin éxito, de obtener la versión del Gobierno sobre la reunión.

El expediente en tramitación afecta a 180 de las 331 plazas vacantes, pero los responsables de la Junta de Personal temen que pueda extenderse más allá. «De los 151 puestos restantes, algunos no se amortizan porque pueden estar reservados, aunque ahora no tengan ocupación, o porque están pendientes de ocupar en breve, pero en todo caso será una pequeña parte», opina González. «Salvo estos casos», añade, «podrían reservarse la posibilidad de eliminarlos también».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído