22 de marzo de 2012
22.03.2012

S.O.S., oficina de control presupuestario

La necesidad de un nuevo departamento que controle el gasto de la Administracin regional

22.03.2012 | 01:00
S.O.S., oficina de control presupuestario

«Estamos viviendo tiempos convulsos», dice Mariano Rajoy, y, por ello, el Partido Popular de Asturias se compromete a impulsar, sin titubeos, las reformas estructurales necesarias y adoptar las medidas de consolidaci�3;n fiscal requeridas para recuperar la senda del crecimiento econ�3;mico y la creaci�3;n de empleo.

Nos encontramos con una Asturias arruinada y abandonada, cuyas principales notas características son:

-Un fuerte déficit público que arrastramos desde gobiernos anteriores y que mantenemos en la actualidad. Los datos del Ministerio de Hacienda ponen de relieve que Asturias, sin haber llevado a cabo ninguna inversi�3;n de «calado», alcanza al cierre del ejercicio 2011 el 3,64% del PIB, suponiendo una desviaci�3;n de más del doble exigido por el Gobierno central (1,3% del PIB).

-El déficit acumulado de todas las comunidades aut�3;nomas (Asturias se encuentra la décima del ranking) incrementa los resultados negativos para el total del país, haciendo crecer la deuda pública en el mercado financiero y la consiguiente subida de los tipos de interés.

-Unos mecanismos de gasto público que han alcanzado unos elevados niveles de desprop�3;sito y derroche.

-ConcesiÃ?3;n de subvenciones indiscriminadamente y sin cumplimiento de los requisitos legalmente establecidos.

-Adjudicaci�3;n de los contratos públicos que no se ajustan, en todos los supuestos, a los principios de libertad de acceso a las licitaciones, publicidad, transparencia y no discriminaci�3;n.

-Tasas de paro altísimas, rozando los 100.000 desempleados en la regi�3;n.

La uni�3;n monetaria pide el establecimiento de un techo de gasto para las administraciones, reclama la estabilidad presupuestaria y flexibilidad en nuestra economía. Por eso, el Partido Popular se compromete con las necesidades de Asturias, de nuestra «tierrina», y, por ello, estamos luchando por diseñar una política econ�3;mica fuerte y coherente, basada en dos ideas necesarias: la estabilidad presupuestaria y la creaci�3;n de empleo.

La economía, tal como la definen Adam Smith o el británico Lionel Robbins, entre otros, es la ciencia que estudia la administraci�3;n de los recursos escasos. Por ello, los populares de Asturias tenemos esa obsesi�3;n: la austeridad y la eficiencia en la gesti�3;n de los recursos públicos. Y para ello crearemos, al llegar al Gobierno, la oficina de control presupuestario, dependiente de Presidencia, tal como todos los asturianos nos están demandando.

Desde esta oficina impulsaremos la elaboraci�3;n de un verdadero presupuesto por objetivos; una idea ambiciosa, pero necesaria, que vendrá acompañada de un ACB (Análisis Coste-Beneficio), porque creemos que los objetivos diseñados en los presupuestos, hasta la actualidad, son una mera declaraci�3;n de intenciones. Por ello, es necesaria una auténtica presupuestaci�3;n por objetivos que permita a los ciudadanos saber, en todo momento, en qué áreas se está gastando el dinero público (nuestros impuestos).

Esta oficina actuará como nexo de uni�3;n entre la consecuci�3;n del objetivo de estabilidad presupuestaria y el control del gasto público. Para ello se garantizará el cumplimiento del uso eficiente de los recursos públicos destinados a la realizaci�3;n de obras, la adquisici�3;n de bienes y la contrataci�3;n de servicios.

Constituirá un instrumento básico para la toma de decisiones y el desarrollo de las políticas de reorganizaci�3;n y racionalizaci�3;n del gasto público, garantizando el cumplimiento de los principios de economía, eficacia y eficiencia.

La oficina de control presupuestario propondrá, en base a los estudios realizados, medidas preventivas para corregir los posibles problemas econ�3;micos que puedan surgir, realizando un seguimiento de las distintas vías de financiaci�3;n del sector público instrumental.

Otro de los papeles que jugará esta oficina será el de ejercer estrictas medidas de control de la adjudicaci�3;n de los contratos públicos, garantizando la libre concurrencia y la transparencia. De forma que no se produzca una proliferaci�3;n indiscriminada de expedientes de contrataci�3;n sin cumplir todos los requisitos legalmente establecidos. Respecto a los contratos menores, no bastará con una simple publicidad de los mismos, la sociedad exige más, exige una fiscalizaci�3;n previa de éstos, eliminando el fraccionamiento de los contratos, tan criticado por la Sindicatura de Cuentas.

Controlará la concesi�3;n de subvenciones nominativas, en un momento en el que los criterios de austeridad requieren minimizarlas y adecuarlas a las necesidades existentes.

En definitiva, la oficina actuará con total independencia, imparcialidad y objetividad, persiguiendo satisfacer los intereses generales de todos los asturianos, pero sometida a una restricci�3;n presupuestaria: la austeridad y la racionalizaci�3;n de sus recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine