23 de marzo de 2012
23.03.2012
 

El Principado anula un contrato de telefonía móvil que le permitía ahorrar 450.000 euros al año

Vodafone, la primera adjudicataria del servicio, por 1,4 millones, plantea un contencioso por los daños económicos

23.03.2012 | 01:00

Oviedo, L. Á. VEGA

El Gobierno de Francisco Álvarez-Cascos ha anulado un contrato de telefonía móvil para la Administración que le hubiese permitido ahorrar 450.000 euros al año y que había sido adjudicado en la anterior legislatura. El 29 de abril del año pasado, el anterior Gobierno adjudicó provisionalmente a la empresa Vodafone un contrato de cuatro años para 1.800 líneas de telefonía móvil por un importe de 1,4 millones de euros. El Principado hizo decaer esta adjudicación el pasado 17 de febrero, tras declarar el concurso desierto en noviembre. Ayer, jueves, el Consejo de Gobierno acordó autorizar un nuevo proceso de contratación de los servicios de comunicaciones móviles de la Administración del Principado.

La empresa Vodafone presentó la semana pasada, concretamente el viernes, día 16, un recurso contencioso-administrativo contra la decisión, al considerarla lesiva económicamente a sus intereses. Previamente presentó un recurso ante la mesa de contratación que declaró desierto el concurso, que resultó rechazado, por lo que no le quedó otra opción que recurrir a los tribunales.

Para anular la adjudicación provisional realizada por el anterior Gobierno, el Ejecutivo del Principado aduce que la empresa Vodafone no ha precisado cuántas grandes líneas está gestionando, con lo que no cumple con los requisitos de solvencia técnica exigidos. La empresa sostiene en su recurso que se ha entregado toda la documentación que figuraba en el pliego de condiciones. Además, en el recurso presentado por la compañía, llama la atención sobre el largo tiempo transcurrido entre la adjudicación provisional y el decaimiento de la misma, casi diez meses. Todo ello ha causado a la compañía un importante daño económico.

El concurso de las telecomunicaciones era uno de los que más interés despertaba en las empresas del sector. En este tipo de concursos de la Administración suelen presentarse ofertas muy agresivas. El anterior contrato de telefonía móvil, que corría a cargo de Amena, vencía el pasado noviembre, mes en el que se declaró desierto el concurso. Fuentes de la Administración regional indicaron en diciembre que el concurso se demoraría unos meses, hasta el primer trimestre de este año.

El pasado 8 de marzo, el Gobierno anunció que había aplicado un importante recorte en este capítulo, al eliminar un total de 875 líneas telefónicas móviles, «que permitieron ahorrar 1.010.459 euros». La medida se enmarcaba en una serie de recortes que afectaban desde la publicidad hasta la partida de dietas y locomoción, con una disminución de los automóviles oficiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine