21 de abril de 2012
21.04.2012

Prendes apuesta por iniciar desde Asturias la reforma del modelo territorial con la fusión de municipios

La división electoral en tres circunscripciones "genera desigualdad en el voto y limita la proporcionalidad y la pluralidad", afirma

21.04.2012 | 14:46

El diputado electo de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en la Junta General, Ignacio Prendes, considera que Asturias tiene ante sí una "oportunidad histórica" para empezar a reformar el modelo territorial desde la base, con la fusión de municipios.

"Lanzaríamos un mensaje muy bueno al país al hacer esa reforma", ha asegurado en una entrevista a Europa Press, en la que ha incidido en que no se puede plantear la fusión "de cualquier manera ni de forma apresurada", sino que requiere de tiempo y de estudios fomentando la voluntariedad. Así, entiende que no puede hacerse de un día para otro pero reivindica el compromiso de los demás partidos con representación parlamentaria para marcar un calendario "con plazos sensatos".

Y es que esta es una de las prioridades programáticas de UPyD en las negociaciones, tanto con PSOE (17) e IU (5) como con Foro (12) y PP (10), para constituir el próximo gobierno del Principado de Asturias, ya que la formación argumenta la necesidad de reflexionar sobre el modelo territorial español comenzando por aquello que es competencia autonómica, la posibilidad de fusionar municipios.

Para Prendes, que insiste en que "no tiene miedo a decidir" con su voto el próximo Ejecutivo asturiano aunque aun no tiene definido su apoyo, es clave disponer de administraciones sostenibles que ofrezcan servicios a los ciudadanos con menos recursos, especialmente ante la actual crisis económica.

En concreto, entiende que las fusiones tendrían especial relevancia en las zonas rurales ya que permitiría "concentrar los recursos y aprovecharlos mejor" para conformar ayuntamientos "más fuertes y sostenibles", al tiempo que en general fomentaría el ahorro en base a las economías de escala.

Según el diputado de UPyD los demás partidos se muestran reticentes porque "viven presos" de sus circunstancias, mientras que su formación carece de "clientelismos" y tiene "la libertad suficiente" para promover reformas valientes.

Con todo, ha querido matizar que no se trata "en ningún caso" de que los ciudadanos pierdan sus señas de identidad ni sus referentes locales, "porque van a seguir ahí" sus parroquias, sus pueblos y sus ciudades, sino que se trata de "racionalizar las administraciones con sentido común".

"Los ayuntamientos son entidades administrativas y tienen que ser sólidas y sostenibles", ha defendido, apuntando que en Asturias la posibilidad de fusionar municipios está "muy estudiada" entre la comunidad universitaria.

Según Prendes, la colaboración supramunicipal y las mancomunidades han sido "un absoluto fracaso". Así, remarca que no se trata de crear más niveles, sino de simplificar la administración y acercarla a las necesidades de la gente. "La realidad nos empuja hacia ahí y habrá que adaptar la estructura a la realidad", ha dicho.

De hecho, considera que la fusión de municipios ha de ser el primer paso para abordar en España el debate del modelo territorial, impulsando una mayor coordinación e intervención por parte del Estado.

LA DESIGUALDAD DE LAS TRES CIRCUNSCRIPCIONES

Otro asunto troncal para UPyD en el proceso de negociaciones es la reforma de la Ley Electoral en Asturias, en especial para conseguir una única circunscripción, pero también para lograr un reparto más proporcional de escaños, sustituyendo la Ley D'Hondt o desbloqueando las listas electorales.

"Queremos recuperar la política con mayúsculas, que los ciudadanos recuperemos el poder", resalta, poniendo el acento sobre la desafección creciente entre la población.

Ignacio Prendes insiste en que la reforma electoral es "posible y necesaria", ya que la división electoral en tres circunscripciones "genera desigualdad en el voto y limita la proporcionalidad y la pluralidad". Por eso, defiende el principio esencial de "la igualdad del valor del voto" explicando que el derecho "no es de los territorios sino de los ciudadanos", por lo que no cree que la reforma pudiera perjudicar a la población de las alas.


EUROPA PRESS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook