29 de abril de 2012
29.04.2012
 

La última bronca se llama deuda

El debate sobre el préstamo, abierto por Cascos tras disolver la Junta, es, según los populares, un buen ejemplo de los líos a los que aludió Rajoy

27.02.2012 | 01:00

Oviedo, E. MÉNDEZ


Aunque no dio nombres ni citó casos concretos, Mariano Rajoy dejó un mensaje claro en su visita del pasado sábado a Asturias. El presidente del Gobierno, fiel a su estilo, habló de «broncas y líos» y prometió «sensatez, sentido común y serenidad». No hicieron falta más aclaraciones. Todos dieron por hecho que aludía a los jaleos que acumula el Ejecutivo autonómico de Francisco Álvarez-Cascos. Varios dirigentes populares se atrevieron ayer a ir más allá y pusieron como ejemplo de esta situación el debate suscitado por Foro sobre el nuevo endeudamiento de 400.000 millones, petición realizada después de la disolución de la Junta General del Principado y que incluso ha obtenido un informe negativo por parte del letrado mayor del Parlamento regional, Alberto Arce.


A los asistentes al acto del PP en el hotel Reconquista de Oviedo les quedó claro que Rajoy aprovechó su primer encuentro público con la candidata Mercedes Fernández para marcar distancias con Cascos y que, sin menciones expresas, le dio un tirón de orejas al Ejecutivo asturiano, que ha tenido la idea de solicitar un crédito después de la convocatoria electoral, generando una nueva polémica.


A cambio, Rajoy optó por centrar su mensaje en los problemas de a pie. Y en esa línea se expresó ayer Fernández, durante una reunión en la sede regional de la formación con miembros de la candidatura y de su equipo electoral. En ella citó la creación de empleo, el compromiso con unos servicios públicos de calidad y la regeneración de las instituciones como los tres ejes principales de su programa, al que le faltan los últimos flecos.


Además, se mostró optimista ante sus compañeros al manifestar que «quedan treinta días para el cambio en Asturias» y añadió que el PP «es el único partido capaz de sacar a la región de la crisis para poder regresar a la prosperidad». La cabeza de lista hizo también una apuesta por el entendimiento al afirmar que «el Principado ganará con el diálogo», que debe caracterizar una relación fluida y de cooperación permanente con el Gobierno de España.


Cherines incidió en que la creación de empleo será el eje sobre el que pilotarán todas las propuestas programáticas de su formación, tanto la política fiscal como las infraestructuras, la industria y el comercio, los jóvenes o las mujeres. Asimismo, subrayó la importancia de una mejor atención al ciudadano mediante el compromiso de unos servicios públicos de calidad, como la sanidad o la educación. Y destacó la necesidad de lograr una Administración «eficaz, austera y transparente» para conseguir que los planes aprobados en relación a estos temas consigan los efectos deseados.


Los principales dirigentes populares inician ahora, tras la reunión de ayer, una frenética actividad de casi un mes que los llevará a visitar los setenta y ocho concejos asturianos antes de la cita con las urnas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook