10 de mayo de 2012
10.05.2012

Cascos pasó la noche en un hospital privado por mareos, estrés y tensión alta

El Presidente abandonó el centro a primera hora de la mañana de ayer, por la puerta de la lavandería, en un vehículo conducido por Pelayo Roces

09.03.2012 | 12:51
Francisco Álvarez-Cascos, ayer, durante la reunión en la que se aprobó el programa electoral de Foro.

Oviedo, J. A. A. / P. G.

El presidente del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, de Foro Asturias, pasó la noche del miércoles al jueves en el hospital. El ingreso del líder del Ejecutivo regional en el Centro Médico de Asturias -un hospital privado propiedad de la sociedad Medicina Asturiana, S. A.- se produjo tras sufrir un mareo en un acto político celebrado, a última hora del miércoles, en Colombres (Ribadedeva). Según fuentes médicas, Cascos abandonó el Centro Médico pasadas las ocho y media de la mañana de ayer por la puerta de la lavandería. Allí el presidente se subió a un vehículo particular conducido por el diputado de Foro Pelayo Roces. Desde el hospital, Álvarez-Cascos se dirigió a la sede de Presidencia, tras la Junta General, para presidir la reunión semanal del Consejo de Gobierno.


El episodio que terminó con el presidente regional pasando la noche en el hospital se produjo cuando, terminado el mitin en la Casa de Cultura de Colombres, Cascos se disponía a subirse a un vehículo de vuelta a Oviedo. Según explicaron en ese momento miembros del partido, el líder de Foro sufría un catarro que le afectó al oído, lo que habría causado el mareo. Aun así, tras ser atendido en un aparcamiento próximo, una ambulancia le trasladó al Centro Médico.


Al llegar al hospital, según explican fuentes conocedoras del centro, Álvarez-Cascos fue atendido en un primer momento por el doctor Marcos Riera, facultativo del Centro. Posteriormente el doctor Ángel Álvarez, médico internista, se encargó de la batería de pruebas a las que el presidente regional fue sometido para comprobar su estado general de salud y tratar de encontrar la causa exacta del mareo.


Según el diagnóstico de los médicos, además de confirmar que el malestar del líder de Foro se refería a una afectación vestibular -de la parte del oído responsable del equilibrio- asociada al catarro, Cascos tenía también la tensión alta y le diagnosticaron un cuadro de estrés. Tras pasar la noche y desayunar en el Centro Médico, explican las mismas fuentes, el Presidente rechazó que fuese a buscarle un coche oficial. Fue el diputado Pelayo Roces, en uno de sus vehículos, quien fue a recogerle al Centro. Roces también estuvo con Cascos durante las pruebas médicas, aunque, todo indica que no durmió en el centro hospitalario.


El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Florentino Alonso, afirmaba a última hora de la mañana de ayer que el jefe del Ejecutivo regional se encontraba «perfectamente» y que lo ocurrido la noche del miércoles había sido «un hecho aislado sin la menor importancia», del que se encuentra «totalmente recuperado».


Tras presidir la reunión del Consejo de Gobierno, en la calle Suárez de la Riva, Cascos se desplazó, en un taxi y acompañado por un miembro de su personal de seguridad, a la sede de Foro Asturias en Oviedo, ubicada en la calle General Elorza de la capital, donde presidió la reunión de la comisión directiva de Foro en la que se aprobó el programa electoral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine