22 de mayo de 2012
22.05.2012

Javier Fernández: "Presidiré un gobierno austero que aprobará recortes y ajustes, ni lo niego ni lo oculto"

El futuro presidente del Principado ha pronunciado esta mañana su discurso de investidura | Se propone pasar la página de la "extravagancia, del desgobierno, y de la soberbia"

22.05.2012 | 02:00

El candidato del PSOE a presidir el Principado de Asturias, Javier Fernández, ha reconocido este martes que su Gobierno será austero y aprobará "recortes y ajustes", añadiendo que no habrá áreas exentas. "Ni lo niego ni lo oculto", ha señalado. No obstante, ha dicho que se ocupará de demostrar que "no hay un solo cauce para la austeridad".

En la sesión plenaria de elección del presidente, Fernández ha dicho que su Gobieno no va a aplicar una "austeridad abrasiva" donde sólo prime el principio de "sálvese quien pueda". En este sentido, ha señalado que la orientación "progresista" y "socialdemócrata" de su Gobierno será inequívoca. No va a admitir el "desguace" del estado del bienestar.

Al tiempo que ha garantizado que cumplirá la ley de estabilidad , ha dejado claro que no está dispuesto a convertir a Asturias en un "ariete" o "comunidad montaráz que desafía al Gobierno central". En este sentido ha ofrecido "cooperación y lealtad" al Ejecutivo de Mariano Rajoy, evitando "enfrentamientos gratuitos".

Por lo que se refiere a los empleados públicos, se ha negado a convertirlos en "chivos expiatorios" de la crisis. Y los ha defendido, porque si se les desprestigia se estará desprestigiando a lo público. "La solución no es debilitar la Administración, sino fomentar su innovación".

Ha anunciado un plan de modernización de la Administración y ha dicho que fomentará la participación ciudadana. Y que considerará la aprobación de una ley de Función Pública. Si Fernández, único candidato que se ha presentado, gobierna, impulsará además una ley de Buen Gobierno que parta de los compromisos de "atención a los intereses generales y respeto a la legalidad".


El candidato del PSOE a presidir el Principado de Asturias, Javier Fernández, ha cargado este martes contra el ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, por haber amenazado con intervenir Asturias. Así, ha dicho que ese tipo de actuaciones es ejemplo de "cómo se las gasta" la derecha, que "subordina el interés de la comunidad y el obligado respeto institucional a sus demonios interiores". Eso, según Javier Fernández, es "inaceptable".


CRÍTICAS A LA DERECHA

En la sesión plenaria de elección del presidente, Fernández ha hecho un repaso de lo sucedido en el Principado durante los últimos meses gobernados por Francisco Álvarez-Cascos (Foro).

Fernández ha propuesto a los 45 diputados de la Cámara un pacto que requiere tres condiciones: "convicción democrática, humildad y sentido común". Se trata de algo que considera necesario para pasar la página de la "extravagancia, del desgobierno, y de la soberbia", en referencia al Gobierno de Cascos.

El candidato socialista, el único que se ha presentado en Asturias para ser presidente, afirma que el PSOE es la única fuerza política capacitada para liderar un Ejecutivo que haga frente a la actual situación. "El auténtico desafío es no defraudar a los asturianos", ha dicho.

Se ha comprometido a hacer todo lo posible para conseguir la "recuperación y oxigenación democrática" de todas las instituciones asturianas. "Los socialistas no somos los responsables del sainete triste del último año", ha dicho.

El pleno de elección del presidente ha dado comienzo con un minuto de silencio en memoria del recientemente fallecido Sergio Marqués, quien fue presidente del Principado de Asturias.


SANIDAD

Por lo que se refiere a la Sanidad, Javier Fernández ha destacado la "calidad" de los servicios asturianos, cuya atención sanitaria es de la mejor valoradas de España. Piensa que empeorar su calidad sería "el peor derroche" que Asturias podría cometer, además de una "agresión" a la actual cohesión social.

No obstante, ha dicho que a su Gobierno no le quedará más remedio que gestionar la sanidad con las nuevas y "restrictivas" condiciones que ha impuesto el Ejecutivo de Mariano Rajoy, con el copago en varias prestaciones de la cartera de servicios y la "regresión" que supone dejar fuera del sistema a determinados colectivos. "Habrá colectivos que injustamente quedarán sin cobertura", ha lamentado.

En cualquier caso, se ha mostrado partidario de mejorar la gestión en materia sanitaria "sin reducir ni empeorar las presentaciones ni debilitar la sanidad pública". Así, ha apostado por "implicar más" a los profesionales a través de la gestión clínica de calidad.

Ha anunciado la redacción de una Ley de Salud y Ordenación de los Recurso Sanitarios que irá en ese sentido. También ha señalado la necesidad de poner en servicio el nuevo Hospital Central (HUCA), con el campus de salud. También prevén la elaboración de una Ley Integral de Prevención, Tratamiento e Integración Social de la Drogodependencia, así como prohibir la consumición de alcohol antes de los 18 años.

SERVICIOS SOCIALES

En cuanto a la Ley de Dependencia, Fernández ha explicado que la norma levantó unas expectativas que no se han cumplido íntegramente. No obstante, ha dicho que trabajará por que en Asturias haya ayudas a las personas dependientes y unos servicios sociales de calidad. También defenderán el mantenimiento de la prestación del salario social.

Ha recordado que Asturias tiene un grado de envejecimiento mayor que otras poblaciones, con lo que estos aspectos son fundamentales. Pero además, ha dicho que quiere ampliar la red de escuelas 0-3 años, y fomentarán la conciliación laboral. "Pretendemos agrupar estas cuestiones en un pacto demográfico que debatiremos en esta Cámara para lograr el mayor apoyo posible", ha concluido.

EMPLEO

El secretario general de la FSA-PSOE ha anunciado este lunes que su primer desafío será "resolver esos 100.00 problemas de Asturias con nombre y apellidos", pese a que el punto de partida es "malo".

El todavía candidato al Gobierno autonómico se ha pronunciado en estos términos durante el pleno de elección de presidente que se celebra este lunes en la Junta General. Allí, el socialista ha adelantado que no aspira a liderar un gobierno "paliativo, de mera contención de la crisis", ni se limitará a la digna función de administradores del día a día. "Si ellos se indignan, nosotros debemos rebelarnos, exprimir nuestras capacidades para evitar ese mal futuro que se conjuga en vuelta al pasado", ha apuntado.

Ante la mirada atenta de la Cámara y del todavía presidente en funciones, Francisco Álvarez-Cascos, el candidato ha señalado que el PSOE cuenta con un modelo de Asturias, que pondrán en marcha con esfuerzo, un programa serio e inquebrantable, voluntad de ejecutarlo, sentido común, talento e inteligencia.

Crítico con la austeridad "voraz y estéril" que "pone en peligro mucho más de lo razonable", se ha mostrado no obstante partidario de prestar una atención permanente a la política europea.

Así, y pese a reconocer que el margen del Principado es limitado, ha apelado al optimismo realista para que Asturias aproveche fortalezas como la tradición industrial, la capacidad para el diálogo social, la calidad de sus servicios sociales, el territorio y el paisaje, así como "todo lo construido hasta ahora". En este punto, Fernández ha indicado que su Ejecutivo "no destruirá ni dilapidará", sino que "se beneficiará de todo lo que hicieron los gobiernos de Asturias y de España".

Con todo, ha reconocido que la situación y la aritmética obligan a acuerdos amplios. "Estamos obligados a dialogar y acordar o agotaremos irremediablemente la paciencia de la sociedad asturiana", ha manifestado.

INFRAESTRUCTURAS

Fernández ha anunciado este martes que su Ejecutivo permanecerá vigilante para que no haya demoras injustificadas en la finalización de obras arteriales, como la variante de Pajares y las autovías del Cantábrico y a La Espina.

Durante su discurso de investidura, ha precisado, sin embargo, que no son competencias de su gobierno y ha instado a los Grupo de la Cámara a acordar entre todos cuáles son las prioridades a las que se destinarán los recursos en este capítulo, dado que la situación no permite ser "todo lo ambiciosos que les gustaría".

Ha comprometido también que la mejora, conservación y seguridad de la red de carreteras constituirá una prioridad, como al igual que la construcción de los accesos adecuados a la Zalia, y la combinación de varios medios de transporte como condición imprescindible.

FUSIÓN DE MUNICIPIOS

Del mismo modo, y entre los compromisos de su Gobierno, ha recordado que se elaborará un estudio sobre la reordenación de los ayuntamientos que será remitido a la Junta para su debate y que tendrá carácter voluntario, sin descartar la eventualidad en casos concretos.

Pese a sostener que Asturias no padece la división municipal excesiva que se da en otras comunidades, ha defendido la necesidad de constituir administraciones locales fuertes, que cuenten con unos mínimos recursos económicos y una estructura capaz de prestar los servicios públicos que los ciudadanos demandan.

En el mismo punto, se ha referido a las nuevas tecnologías como una herramienta básica para el desarrollo armónico del medio rural, donde el PSOE trabajará por "recuperar el papel de las villas, consolidar los núcleos rurales, y potenciar la gestión consorciada de servicios".

Además, propondrá a la Junta una ley de movilidad sostenible, que incluye la vital potenciación del Consorcio de Transportes en el Área Central.

OPERACIÓN MAREA

El candidato del PSOE a la presidencia del Principado de Asturias, Javier Fernández, ha anunciado este martes que su grupo parlamentario impulsará, tras las conversaciones con UPyD, una comisión de investigación en el parlamento asturiano sobre el 'Caso Marea', la presunta trama de corrupción que afectó al último Gobierno socialista. "No nos incomoda la luz ni la claridad", ha dicho Fernández, que ha añadido que su grupo parlamentario "no tiene nada que ocultar".

Fernández, en la sesión plenaria de elección de presidente, ha explicado que lo que a los socialistas les estorba es el "embrollo inútil, la sospecha fácil y la difamación gratuita", sobre un asunto que ha sido sometido a investigación judicial y que, desde que se conoció, se han celebrado ya dos elecciones autonómicas.

"Los gestores públicos estamos obligados a rendir cuentas ante los ciudadanos ,que no son sujetos pasivos que se activan sólo una vez cada cuatro años para darnos o quitarnos su confianza", ha apuntado, mostrándose contrario a seguir dando alas a la "desafección ciudadana". A su juicio, la ética pública es un "imperativo".

Fernández impulsará un Sistema de Integridad Pública y una Ley del Buen gobierno que "contribuya a mejorar la confianza en la política y en la gestión pública".

El candidato socialista, el único que se ha presentado, ha explicado que sus apoyos (IU y UpyD) también le han planteado la modificación de la ley electoral. Aunque ha dejado claro que considera que este asunto deber modificarse con el acuerdo mayoritario de la Junta General del Principado. Para ello se creará una comisión no permanente para debatir la posible revisión de ese régimen electoral para buscar el método que consideren más acertado.

INDUSTRIA

El candidato socialista a la Presidencia autonómica ha advertido de que su gobierno se opondrá "serena y enérgicamente" a cualquier planteamiento de cierres, como "el que se cierne sobre el sector minero con el brutal recorte de las ayudas al funcionamiento", así como a la cancelación de la política de compensación a las zonas más deprimidas, "como las cuencas".

Fernández, ingeniero de minas de formación, ha destacado la conveniencia de que estos sectores tradicionales, a los que ha sumado la metalurgia y el naval, se complementen con la apuesta por la diversificación y la innovación.

También en materia económica, ha anunciado la puesta en marcha de un plan de impulso a la competitividad agraria y ganadera, que son, junto a la forestal, dos de los activos más importantes de la economía regional. Además, ha indicado que el PSOE continuará dedicando todos los recursos disponibles para liderar un turismo que la identifique.

CAMBIO DE MODELO PRODUCTIVO

En este sentido, ha asegurado que su Gobierno se esforzará también en avivar el cambio de modelo productivo, un objetivo que "no se despacha a corto plazo" y para el que ha pedido la colaboración del resto de integrantes del Parlamento.

Fernández se ha referido asimismo a otras actuaciones urgentes como el fomento de la exportación, la internacionalización de las empresas regionales y la amplitud de mercados, así como la máxima eliminación posible de las trabas que existen para la puesta en marcha de proyectos empresariales.


En este apartado, ha anunciado la continuidad del cheque del autónomo y la creación de la agenda personalizada de empleo joven, que se incluirá, ha dicho, en la Agenda Asturiana por el Empleo, que negociará con empresarios, sindicatos y fuerzas parlamentarias.

EDUCACIÓN Y CULTURA

Fernández, ha adelantado este martes que su Ejecutivo propondrá la aprobación de una Ley de Educación y otra de la Universidad asturiana, a la que quiere convertir en "la gran abanderada de la innovación en Asturias".

En la primera sesión del pleno de elección de presidente, que concluirá este miércoles con la votación de los grupos, ha subrayado que los objetivos del PSOE en este sentido se centran en lograr la permanencia de los jóvenes en el sistema educativo más allá de los límites de la obligatoriedad, avanzar en la equidad y mejorar la calidad.

En concreto, el todavía candidato se ha fijado como metas que el abandono en la educación postobligatoria se reduzca al 15 por ciento en 2020 y que al menos el 40 por ciento de los jóvenes finalice con éxito la formación universitaria.

Además, Fernández ha recriminado en su discurso los recortes en las becas y la subida de tasas universitarias aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy y que, si bien supondrán posiblemente un ahorro en el presupuesto de hoy, serán "una enorme pérdida mañana".

Defensor de la educación como la mejor arma contra la exclusión, ha destacado también la necesidad de avanzar en la mejora de la formación profesional hasta conseguir que ésta sea "ejemplar en España". Junto a ello, ha indicado que el PSOE perseverará en el desarrollo en Asturias del éSistema Español de Ciencia Tecnología e Innovación y en la conexión con el sector productivo.

Por último, y en lo que respecta a la política cultural, su gabinete trabajará para que la buena gestión de los grandes museos de Asturias sea compatible con el desarrollo de proyectos que "han adquirido un relieve sobresaliente y tienen un extraordinario potencial", entre los que ha citado Laboral Ciudad de la Cultura y el Centro Niemeyer, en Avilés.

EUROPA PRESS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook